A mitad de camino






Este lugar pretende ser "una bocanada de aire fresco" para todo aquel que se acerque y participe. Un lugar de encuentro, donde se carguen las pilas con energía positiva.

Donde nos ayude a ver las cosas de otra manera, y por ende, nos haga disfrutar de la vida, nuestro mayor don.
Un sitio que te permita contactar con la naturaleza.

Trabajar los pensamientos, mejorar las emociones, disfrutar de sensaciones.... para conseguir ser feliz.

Ser positivo siempre pretende pues, dar "esa mano amiga" que en alguna ocasión todos necesitamos.







jueves, 26 de agosto de 2010

Estamos bien en el refugio, los 33



Entre la cordillera de los Andes y la costa del pacífico, en el norte de chile, el desierto de Atacama ocupa 105.000 Kilómetros cuadrados (la quinta parte de España). Su capital es Antofagasta y la zona siempre ha tenido actividad minera importante, como es el caso de la mina San José, donde se encuentran atrapados a 700 metros de profundidad, 33 mineros, por un desplome ocurrido el pasado 5 de agosto.

Los mineros han sobrevivido, aunque en condiciones precarias, esperando el tan ansiado rescate. Han racionado la comida, consistente en atún y melocotón en conserva, galletas y leche.

Se han reubicado en zonas con menor temperatura para tener mejor calidad del aire, en una estrategia digna de elogiar dadas sus condiciones.

Han establecido turnos de vigilancia y obtenido luz para sus linternas, de varios vehículos también atrapados.

Es decir, ante una situación así, de vida/muerte, han usado su experiencia para acceder a la energía, alimentación y refugio, dentro de las circunstancias que padecen.

Todo esto se conoce porque el pasado domingo, una sonda excavó un conducto de 38 centímetros de diámetro, que llegó hasta los afectados. Se verificó que estaban vivos y en las condiciones relatadas. Se obtuvieron incluso imágenes por medio de una cámara enviada por el conducto y un teléfono.

“Estamos bien y con hambre, fue lo primero que dijeron, y entonaron juntos el himno nacional chileno….

¡Mi aplauso total para ellos!

En la superficie, los familiares y amigos esperan y escriben cartas que son enviadas al subsuelo (700 metros de profundidad) por el conducto excavado.
En el primer envío para los mineros atrapados se bajaron frascos de glucosa, linternas, medicinas, además de lápices para que los mineros contesten un breve cuestionario sobre su estado de salud y las condiciones en el lugar. Luego mandaron oxígeno en tubo, alcohol en gel y alimentos.

Ahora, el conducto tiene que ser ampliado, de 38 a 66 centímetros para poder rescatar por ahí a las víctimas, lo cual, desgraciadamente lleva mucho tiempo (entre 3 y 4 meses), dada la peligrosidad y el riesgo de desplomes. La nueva máquina perforadora requiere de un gran cimiento de cemento que estará terminado en un par de días más y luego se pasará a la fase de perforación propiamente dicha, cuando está proyectado que avance a un ritmo de 10 a 15 metros diarios, lo que augura varios meses de trabajo.

"Esto le va a enseñar al mundo acerca de la sobre vivencia, sobre las ganas de vivir", apuntó la familiar Segovia, cerca de una pequeña tienda donde ha dormido desde el día del accidente, el 5 de agosto. La mujer sabe que le quedan largas jornadas por delante para estar con su hermano, pero ella, al igual que muchos familiares, piensa que lo peor ya pasó. "Estamos mucho más relajados y yo sé que mi hermano no se va a quebrar abajo", apuntó.

Quiero felicitarles por la actitud tan positiva de lucha contra la adversidad, la peor de sus vidas, por su arrojo, coraje y determinación, y espero que este cuento que es desgraciadamente una realidad actual, acabe bien, salvando las vidas de los 33 mineros afectados.

Jabo ( que se salven!!!)

15 comentarios:

Ricard dijo...

Hola Jabo.
IMPRESIONANTE.
Copn la ayuda de Dios tendran la fortaleza fisica y moral de esperar el tiempo necesario para poder salir a la superficie y regresar con sus familias.
Aveces la vida nos pone pruevas muy dificiles que devemos superar.
Gracias por informarnos de este lamentables suceso que tiene en vilo a todos.
Un abrazo.
Ricard

Javier F. Noya dijo...

Este año nuestros hermanos chilenos han sufrido mucho. Esperemos, con la carga que tiene esa palabra de esperanza, que sean rescatados con vida, pues ganas de vivir no les faltan. Abrazo.

Alejandro dijo...

Se suponía que estaban en el refugio a setecientos metros de profundidad, pero no había certeza de nada, varias sondas intentaron llegar y casi todas fracasaron, era buscar una aguja en un pajar pero una de ellas se desvió en el último turno del domingo pasado y logró llegar donde se encontraban los mineros. Que estuvieses todos vivos y se las ingeniaran para mantenerse relativamente bien en condiciones tan adversas es un milagro.
Aún tendrán que permanecer algunos meses bajo tierra hasta que la excavación que menciona Javier este terminada y puedan ser rescatados y devueltos a sus familias.
Una lucha contra la adversidad pero también una fe inquebrantable por parte de los familiares que no flaqueo ni por el paso de los días ni los intentos fallidos por llegar a ellos.
Gran señor es don dinero y no tiene reparos en poner en juego la vida de miles de trabajadores que extraen el oro y el cobre de las entrañas de la tierra con precarias medidas de seguridad, ojala esta experiencia sirva para que eso comience a cambiar.
Un fuerte abrazo amigo y gracias por este post, es una historia que se esta escribiendo y no tenemos dudas que tendrá un final feliz.

antonio dijo...

Sin duda una situación difícil aunque esperanzadora para ellos y sus familias.

La comunicación es muy importante en nuestras vidas sin una comunicación adecuada y sana nuestra existencia enferma.Por eso gracias al pequeño orificio todos ellos recuperan la esperanza y las fuerzas de salir adelante.

Abramos orificios en nuestras vidas para que fluya la energía y los sentimientos positivos fluyan en doble sentido,si conseguimos mantenerlo siempre abierto nuestra existencia saldrá ganando.

Saludos afectuosos!

Carmen Rosa dijo...

Justamente hace unos días leía el relato de uno de los sobrevivientes de un accidente de avión que llevaba 45 jóvenes y que se estrelló
en la Cordillera de los Andes, en Chile, donde estuvieron a 4,000 metros de altura a 30 grados bajo cero y permanecieron allí durante 72 días desesperados ante la ausencia de alimentos y agotada su resistencia física en medio de mucha nieve, sin alimentos solo comiendo algunos chocolates y maní, Sin embargo surgieron muchos aprendizajes que cambiaron la vida de los sobrevivientes, aprendieron lo que significaba el trabajo en equipo,encontrar un objetivo común, el amor a la familia, el amor entre ellos, la ayuda mutua etc. fue todo eso lo que les permitió sobrevivir.
Lo que dice este sobreviviente ahora es que "La gente se salva muchas veces no por su estado físico sino por su estado mental" y que fue necesario transformar las cosas negativas en positivas.
Dios quiera que estas personas de la mina logren esa fuerza mental necesaria para salir bien librados de esta situación tan difícil, esperemos que así sea.
Un abrazo Jabo

GELY dijo...

Espeluznante pensar en la situación que están padeciendo esas personas, a 700 metros de profundidad lo que es igual a estar enterradas vivas. Y pensar que según dicen todas las noticias, no podrán ser sacadas de esas profundidades hasta diciembre...Lo dicho espeluznante. Un abrazo

Ambar dijo...

Las situaciones extremas no deberían ser las que nos conecten con nuestra esencia..,lo que sí sabemos y nos damos cuenta con este accidente que haY muchas cosas por reformar,por concretar,y por modificar en cúanto la seguridad de lo seres humanos en el mundo...
Gracias Jabo por tus reflexiones,y las de tus seguidores...Y, quisiera decirte que mi mayor temor e interrogante es¿qué pasará si tiembla?,no olvidemos que Chile es una tierra de sismos,y está permanentemente en movimiento...imperceptibles a veces para el oido humano,pero que se mueve se mueve...(los centros sismológicos y los simólogos pueden corroborar mis dichos).
Buena Vida.
Ambar...

lis dijo...

Oi Jabo
Aqui no Brasil estamos acompanhando a luta pela sobrevivência e esperamos tudo se resolva com sucesso.
abraços

ISA dijo...

Me uno a la esperanza de los 33 y sus familias,aunque dicen que estaran meses bajo tierra hasta su rescate ojala logren salir antes de que les fallen las fuerzas, es cierto que Chile es tierra de seismos, pero la fé igual que mueve montañas puede pararlas,seguiremos sus rescates,mucha fuerza y animos!!
ISA

Anónimo dijo...

Pánico me entra de solo de pensar en esta situación de los pobres mineros.Les deseo la mejor de las suertes.

Siempre encuentro comentarios muy útiles en tú blog hay uno que me encanta especialmente.

AU REVOIR! (Nathalie)

Yesi dijo...

Hola Jabo un placer estar aqui en tu casita, yo si la aceptas te dejo una invitacion a la mía, Espero que te guste.

Besos en el Viento.

Yesi.

Yesi dijo...

Sobre tu post se me ponen los pelos de punta con sólo imaginar como estaran esas personas ahí abajo y me da miedo que no puedan aguantar todo el tiempo que les queda estar allí.

Tambien pienso en lo que estarán pasando las familias.

Besos

Sergio dijo...

Sabias que eres uno de mis amig@s? Vengo a agradecerte existir y ser uno de ellos...! Si vas a mi blog sabrás a que me refiero... y si quieres te llevas el regalo que, con mucho cariño, está pensado para personas como tú...!
Mereces más..., pero es lo mejor que puedo darte hoy... Eres un regalo para mí... Y es lo que puedo yo regalarte hoy a ti... El Puente

Un abrazo.

Sergio

fiaris dijo...

Esto me hace recordar la tragedia de los andes vivida por Uruguayos mis deseos que sean todos los que se salven esta vez,enviaremos todas nuestras energías positivas.cariños amigo aqui pasandolo muy bien!!!

Jabo dijo...

Quiero dar las gracias por el comentario expuesto por Ricard, Javier, Alejandro, Antonio, Carmen Rosa, Gely, Ambar, Lis, Isa, Nathalie, Yesi ( bienvenida), Sergio y Fiaris.
Todos pensamos y deseamos lo mismo, el mismo desenlace. !Que se cumpla.!
Alejandro amigo, que decirte, Chile está pasando por pruebas duras últimamente, terremoto brutal y ahora esto. Pero los chilenos teneis una "casta" especial y seguro que lo conseguis.Tu estas más cerca de la mina. Si puedes y te parece oportuno, nos informas, para seguir el caso, que va a durar.
Abrazos a todos. Jabo