A mitad de camino






Este lugar pretende ser "una bocanada de aire fresco" para todo aquel que se acerque y participe. Un lugar de encuentro, donde se carguen las pilas con energía positiva.

Donde nos ayude a ver las cosas de otra manera, y por ende, nos haga disfrutar de la vida, nuestro mayor don.
Un sitio que te permita contactar con la naturaleza.

Trabajar los pensamientos, mejorar las emociones, disfrutar de sensaciones.... para conseguir ser feliz.

Ser positivo siempre pretende pues, dar "esa mano amiga" que en alguna ocasión todos necesitamos.







viernes, 27 de mayo de 2011

Dejar de fumar es fácil si sabes como.


Hoy contamos con el Testimonio+++ de mi amiga madrileña Chus, quien nos explica su método para alcanzar la libertad, para dejar de fumar y cómo lo consiguió. Somos muchos los exfumadores que ya lo hemos logrado. Tú también podrás.

Este es el título del libro de Allen Carr, que un día del mes de abril de 2001 curioseando en las estanterías de una librería de Madrid encontré. Le ojeé, miré su precio, 1.000 pesetas, y pensé si por 1.000 pesetas dejo de fumar, sería la mejor inversión de mi vida. Sin mucha fe lo compré, si no valía para nada, solo habría perdido 1.000 pesetas pero si el método funcionaba ganaría muchísimo.


En esa época llevaba tiempo deseando dejar de fumar, y aunque físicamente no sentía el daño del tabaco, psicológicamente empezaba a sentir una carga importante de complejo de culpabilidad, de mal ejemplo a mis hijos, del daño al fumador pasivo, etc.... y aunque tampoco era una fumadora empedernida, 15 cigarros caían todos los días. Y ya eran demasiados años envenenando mi organismo. Todas las noches mi último pensamiento era para el tabaco: “Mañana dejo de fumar” y con ese pensamiento me dormía. Al día siguiente cuando me levantaba, estaba deseando desayunar para fumarme mi primer cigarro, cigarro que me sabía a gloria, pero una vez consumido, empezaban los remordimientos, la autoestima por el suelo, las culpas, etc...., pero a la media hora ya se me habían olvidado todos los remordimientos y todos los buenos propósitos y volvía a fumar mi dosis diaria, que ya mas que un hábito era una verdadera necesidad.


Comencé a fumar de manera habitual pasados los 20 años, para mi época fui una fumadora tardía, mis amigas llevaban fumando desde los 16 y 17 años, pero una vez di una calada y no me gustó y por eso yo era la única de toda mi panda que no fumaba. Eran los años 70 y fumaba todo el mundo, porque estaba bien visto, era muy “chic” y los anuncios te invitaban continuamente a saborear el humo del tabaco. Entonces no se hablaba del daño del tabaco, más bien lo contrario, fumar era moderno y tener un cigarro en la mano te hacía una mujer actual. Y así poco a poco, por estar en la “onda”, comencé con este maldito vicio, que al principio te da placer pero poco a poco se va apoderando de ti hasta hacerte su esclavo y entonces deja de ser un placer para convertirse en una necesidad.

El libro me enganchó desde la primera página. Está escrito por un ex-fumador, que llevaba cerca de 40 años fumando y el mismo se definía como un fumador empedernido que siempre pensaba que jamás sería capaz de dejar de fumar. En los primeros capítulos, antes de comenzar con el método que le y me salvó de la esclavitud, va describiendo situaciones que todo el que ha sido fumador se siente identificado con ellas y eso es lo que hace que la lectura te vaya enganchando. Además lo primero que te dice es que no te va a dar la paliza con el daño que hace el tabaco, que eso, a estas alturas todos lo sabemos y el libro no trata del daño del tabaco, sino como abandonar ese hábito.

Página tras página me iba mentalizando a tomarme en serio el hecho de dejar de fumar ya que mientras lees el libro te permiten seguir fumando. Solo tienes que dejar de fumar el día siguiente de leer la palabra fin. Y ese día llegó fue el 15 de abril de 2001, y ese día me convertí en una ex-fumadora y cambió mi vida por completo. Se acabaron los remordimientos, mi autoestima se disparó, estaba contenta conmigo misma y por supuesto el tabaco dejó de ser mi último pensamiento nocturno.

¿Que si lo pasé mal?. Pues realmente no mucho, porque el método del Dr. Carr funcionó y es lo que me valió para cuando me entraban los deseos de fumar, superarlo.

¿En que consiste el método?. Lo primero que quiero decir es que dejar de fumar es un acto de la voluntad. Tienes que tener un firme deseo de dejar de fumar y ser consciente de que tu y solo tu eres el que mandas en tu cerebro, y que si tu quieres tu puedes.


Pero lógicamente hay que saber como y en eso consiste el método. Es algo muy sencillo y quizá algo infantil pero que a mi me valió para decir adiós al tabaco para siempre.

Hay que imaginarse que cuando ya te has convertido en fumador, toda la nicotina que te has metido en el cuerpo se ha convertido en un pequeño monstruo que albergas en tu interior, que te domina y que es insaciable. Cada vez quiere comer mas porque cuanto mas come mas grande se hace y cuanto mayor es mas poder tiene sobre ti. Su comida os habréis imaginado cual es: la nicotina. Como os he dicho es insaciable, continuamente pide comida y tu sea la hora que sea, llueva o nieve, se la das. El día que decides dejar de fumar el monstruo deja de comer y cuanto menos come no solo deja de crecer sino que se va haciendo mas pequeño. Al principio protesta, tiene hambre y te pide, pero tu no le haces ni caso, te le imaginas rabiando dentro de ti y tu mentalmente le dices, rabia, rabia, que te va a dar igual, no te voy a alimentar mas y llegará un día que desaparezcas por falta de alimento. Y esta escena que acabo de describir la tienes que visualizar e imaginarte en cada ataque que tiene el monstruo pidiéndote comida, como va menguando y siendo muy consciente que tienes que ser implacable ante los gritos del monstruo porque se se te ocurriera solo darle unas miguitas (una calada), cogería tal fuerza que en el próximo ataque te sería mucho mas difícil negarle el alimento.

Cada día que pasa y no le has dado comida, este se va haciendo mas pequeño, pequeño, pequeño, y según va menguando se va debilitando y cada vez tiene menos ataques y menos fuerzas para pedir comida con lo que tu vas ganando terreno porque ahora eres tu el que dominas al monstruo y no el a ti.

Y llega un día que el monstruo está tan débil y tan pequeño que se desmaya y se cae al suelo, ya no está de pie, ya no da saltos, ahora está tumbado, se ha rendido, ya no pide comida, solo muy de tarde en tarde pero está tan débil que sus ataques solo duran segundos. Se puede decir que has ganado la batalla al monstruo.

Pero ojo, no hay que bajar la guardia nunca, NUNCA, porque este monstruo no muere nunca, se queda inconsciente, pero vivo y si después de muchos años de esta situación, un día confiado decidieras fumar un solo cigarro, estarías perdido de nuevo, porque esa pequeña comida sería el detonante que lo despertara y te empezara a pedir toda la comida atrasada. Por eso el día que decides dejar de fumar tienes que tener muy claro que dejas de fumar para SIEMPRE.

Pues esta es mi historia y este es el método que yo empleé, y que tan buenos resultados me dio, ya que me permitió dejar de fumar sin apenas “mono” y disfrutando al ver consumirse al monstruo que durante años me había dominado.

Chus.

Chus me comentaba hace pocas fechas: “Espero que esta historia sirva para que aunque solo sea un seguidor de este blog se anime a ponerla en práctica y pase al bando de los ex. No os podéis imaginar lo que es convertirse en ex. De verdad, la vida toma otro color. No vale con que yo os lo diga, tenéis que experimentarlo para darme la razón.” La voluntad está en el cerebro. Solo tú eres su dueño.

52 comentarios:

Jabo dijo...

Muchas gracias Chus, por haberte querido sumar a esta familia de positivos que poco a poco vamos haciendo en este humilde blog, cual tela de araña de seda de oro.
Tu Testimonio+++ es muy importante pues va ayudar a muchas personas a dejar de fumar, esa lacra que lacera la salud de millones de personas y que se ha convertido, junto al alcohol en la droga legal mas lesiva y mortal.
Soy consciente, porque lo he vivido en mis carnes, lo difícil y duro que es, pero el mensaje es alto y claro. Cada vez somo más las personas que lo conseguimos. Si se puede!!
Abrazo. Jabo

Esther dijo...

Chus conozco ese libro, lo tengo en casa, mi marido dejo de fumar gracias a leerlo. Pero bueno mi marido tampoco llevaba mucho tiempo fumando. Yo lo he leído pero a mí no me ha servido, yo me identifico con todo lo que dices. Fumo sobre 15 cigarrillos diarios y cada uno que fumo me da más asco, intento cada día dejarlo pero me falta voluntad. Lo he dejado miles de mañanas pero al llegar la tarde ya estaba desesperada y vuelvo a caer. Lo único bueno que he conseguido es no fumar en casa, lo hago en la huerta o en la ventana de la cocina, por respecto a mis hijos y mi marido que no fuman ninguno de los tres y de lo cual me siento muy orgullosa. Me alegro mucho que lo hayas conseguido amiga. Gracias por contar tu experiencia y aunque los fumadores lo son para toda la vida, yo de verdad espero que no vuelvas a caer.asi que mucha fuerza cada día. Gracias Jabo y tú también espero que no caigas en ese demonio del tabaco nunca. Feliz fin de semana amigos. BIKIÑOS

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Jabo. Yo por una herida de amor de Dios dejé de fumar para entrar a ser Carmelita Descalza tras haber fumado 31 años.
Te cuento:-La herida de amor de Dios en mística es muy distinto a la herida que hace el hombre.Dios Con su herida nos corrige de las imperfecciones que tenemos, nos duele y al mismo tiempo nos damos cuenta como nos vamos perfeccionando en saber amar de verdad, sin afectos desordenados, sin apegos que nos distraigan de amar en verdad.
Esto se aprecia en la oración contemplativa mística de unión con Dios, así te lo da a entender en el alma. No se entiende por la mente, ni por la inteligencia. En fin...es un poco complicado de explicar, pero creo que algo se puede entender.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

Elena dijo...

Hola!!!!
Me descargue el audiolibro lo tengo en mi mp4 y muchas noches lo escucho, pero termino quedándome frita, será cuestión de comprarlo a ver si así lo dejo de una buena vez.

Bssssssssssss!!!!!!!!!

Adrián J. Messina dijo...

Hola Jabo querido.
Te dejo mi testimonio.
Soy un personaje particular.
Yo soy ex fumador y fumador actual.
Es decir, dejo realmente cuando me lo propongo, poseo el vicio del cigarrillo y a la vez no.
Disfruto de fumar y disfruto al dejarlo.
Son momentos de mi vida, van acorde a esta inestabilidad.

Un abrazo grande.

Lis dijo...

Excelente história Jabo
Obrigada por apresentar testemunhas que superaram dificuldades e deixam exemplos de como podemos também superar.
Faz uns 15 anos que parei de fumar e nao tenho saudades disso.graças a Deus.
um grande abraço

Ángeles dijo...

Hola Chus:
Yo también tengo el libro desde hace años, intenté en varias ocasiones leerlo por completo pero soy incapaz de hacerlo.Creo que el rechazo es producido por la culpabilidad que siento por mi adicción.
Me alegro muchísimo que tú lo hayas conseguido, no puedes imaginarte lo mucho que os admiro a los que lo habeis logrado. Tienes razón al decir que es un acto de voluntad, un hasta aquí ha llegado!! tomado con determinación y valentía.
Pero está claro que a mí me falta la decisión y el arrojo necesario para dejar de envenenarme.
Te felicito.
Un abrazo.
Ángeles.

Javier F. Noya dijo...

Como parte del gremio de los ex fumadores, puedo dar testimonio también de que se puede. Claro está que se empieza a dejar primero en la cabeza. No sé si podría afirmar que fue fácil, pero sí que es posible y que luego uno no entiende cómo pudo haber estado tantos años haciéndolo. Saludos.

Mabel dijo...

Yo fumé de muy joven, lo dejé un año antes de tener a mis hijos y lo retome un tiempo después cuando ellos eran jóvenes, no fui una gran fumadora (me daba igual si un día no tenía), pero cuando aún joven perdí a mi esposo, tomé conciencia de lo que hacía por el solo hecho de pensar que si me pasaba algo, mis dos soles quedarían solos. Hace 18 años que lo dejé.
Creo que que la mayoría de las veces hay un detonante que nos hace ver que no está bien lo que hacemos, más allá que sepamos lo malo que es, es decir siempre hay un motivo que nos impulsa definitivamente a dejarlo, y a veces esperando esa motivación, el tabaco ya ha hecho de las suyas. Creo que es la desición de dejarlo y la voluntad que se pone, las mejores armas para dejar el cigarrillo. Es una adicción, no es fácil, pero tampoco imposible.
Chus, te felicito, fue una gran desición.
Jabo gracias por este testimonio que ojalá haga reflexionar a más de uno.
Abrazo a los dos

uxue dijo...

Yo he tenido la suerte de que no he sido fumadora. Nunca me atrajo, cuando mis amigas lo probaron, yo por rebeldía les llevé la contraria en ese momento y no lo probé. Ellas siguieron fumando mientras yo vigilaba para que no les pillaran en la escuela. Ahora me alegro de esa rebeldía del momento, pues imagino lo duro que debe ser para los fumadores que desean dejarlo y no pueden. Tres de mis amigas lo han intentado dejar pero vuelven a caer, así que les comentaré lo de este libro a ver si les sirve de ayuda.
Muchas gracias por este testimonio Chus y ojalá haya más personas que se animen a dejar de fumar, de veras que merece la pena.
Un abrazo

luzysolyluna dijo...

Hola CHUS: enhorabuena, y gracias por contar tu experiencia. El libro a mi me lo aconsejo un ginecologo, lo lei, lo tenia en caso, pero como ya he dejado de fumar hace 3 años, pues lo he dado a un fumador.
Yo fumaba dos cajetillas diarias, y llevaba intentandolo muchos años, con todo tipo de metodos, el libro, acupuntura, productos de herboristeria y laser. Todos los consejos de todos los lados me han ayudaddo. Pero al final lo que funciono fue mi fuerza de voluntad. Lo pase mal, engorde, pero me dije ya adelgazare.
Y mi lucha al final tras varios intentos lo consegui. Tuve tentaciones pera esta vez como las otras no cai.
A TODOS INTENTARLO, AÑO TRAS AÑO, MES TRAS MES, YO ERA UN DROGADICTA DEL TABACO, Y LO DEJE, ASI QUE SI YO LO DEJE LO DEJA CUALQUIERA.
NO DEJEIS DE INTENTARLO AUNQUE SEAN CINCUENTA VECES, QUE MAS DA. UN DIA LO CONSEGUIREIS.
A los muy enganchados les recomiendo ayuda, hay preparados naturales que te ayudan con la ansiendad, el sueño y todo lo demas.
YO ESTO MUY BIEN,,,,,,,,, NO CAIGAS EN EL UNO NO PASA NADA.
Y QUE CONSTE QUE A MI ME GUSTA FUMAR, PERO ERA UN ASCO....... Y NO SOLO PRODUCE CANCER SINO_
estropea piel, dentadura, circulación,, te cansas, etc....


VIVA LA VIDA SIN TABACO. El libro que aconseja Chus, esta muy bien.

Un abrazo Chus.........

Anónimo dijo...

Hola amigos:
Tengo dificultad para poner comentarios, sin embargo no quiero acostarme sin dejaros mi comentario. No puedo hacerlo individualizado pero como fundamentalmente os iba a decir lo mismo a todos, lo fusiono en uno solo y os lo dedico a todos los que habéis pasado por aqui y habéis dejado vuestro comentario.

A los que ya lo habéis conseguido, Enhorabuena!!!, estaréis conmigo en que dejar de fumar solo aporta ventajas y que te cambia la vida para bien.

A los que lo estais intentando o queréis dejarlo, solo os puedo decir que no os desanimeis aunque no lo consigais a la primera. Tened muy claro que dejar de fumar, primordialmente es un acto de la voluntad y solo vosotros mandais en vuestro cerebro. Yo además de la experiencia que os he contado, quiero añadir algo más, y que conste que no es para meteros miedo, es la realidad.
Cuando dejé de fumar a pesar de no tener ningún síntoma físico, el tabaco ya había hecho estragos silenciosos en mi organismo, y a los 6 años de haberlo dejado me diagnosticaron un cáncer de pulmón, y me tuvieron que extirpar el pulmón y en la maniobra se me quedó paralizada una cuerda bucal. Por eso os animo a todos, que lo dejéis lo antes posible. De verdad, por experiencia, os digo que no merece la pena correr ese riesgo, por mucho placer que de momento sientas con el pitillín. Las consecuencias son devastadoras y el precio que se paga es muy alto.
Intentadlo, de verdad, ya vereis como merece la pena. Vuestra vida cambia no solo por las ventajas físicas también las psicológicas.

Un abrazo a todos y muchó ánimo a los que lo intenteis. No lo olvideis, la voluntad está en tu cerebro y solo tu eres su dueño.

Si alguien le interesa ampliar información, podéis visitar mi blog: fresa22-sentimientos.blogspot.com. Chus

P.D. No puedo poner comentarios, a ver si con anónimo lo consigo.

Pasto dijo...

Fumar es mucho más complicado que no fumar.
Un saludo.

Soñadora dijo...

Chus, que bien te debes haber sentido cuando pudiste dejar sin alimento al monstruo. Creo que elegiste el momento indicado y tu fuerza de voluntad y decisión complementaron al libro. Yo fui fumadora pero por muy corto tiempo, unos 5 años en mi juventud. Luego, al conocer a mi esposo, hicimos una apuesta de quien podía dejar de fumar primero y acá nos tienes luego de 30 años invictos!
Besos y gracias por compartir tu vivencia.

Ricard dijo...

Hola Chus.
Tu historia es muy interesante y el metodo utilizado parece muy eficaz.
Nunca he fumado y tengo verdsaderos problemas con la gente que fuma, ya que al ser asmatico me dificulta las respiracion.
Agradezco tu ejemplo y ojala muchas personas sigan tu sistema y terminen para siempre con ese mostruo que castiga sin piedad a los fumadores y a los que les rodean.
Un placer conocerte y gracias por tu magnifico testimonio.
Jabo, te superas con tus testimonios y sobretodo con tus amistades.
Un fuerte abrazo y una excelente entrada.
Ricard

Fiaris dijo...

Como lo he dicho en otros comentarios no se que sabor tiene un cigarro nunca me puse uno en la boca,por suerte!!!!entiendo que es muy dificil el tema ,mis saludos y abrazos.

Marina dijo...

Hola Chus, yo fumaba en la Universidad, como casi todo el mundo en mi época. Cuando me casé lo dejé. Lo cierto es que me gustaría fumarmeun cigarrito de vez en cuando, pero no lo hago porque mis pulmones se quejan. El día 22 me fumé un cigarro y hacía muchos días que no había fumado. No fumo y dejarlo no me cuesta, pero por si acaso, procuro no coger un cigarro y así evito tentaciones.
Mis hijas fuman las dos, es complicado convencerlas de que están haciendo una tontería gorda, pero lo intentamos.

Tu testimonio, en realidad, abunda en el mío: La voluntad te mueve.

Besos sin nicotina.

Carmen Rosa dijo...

Hola CHUS
Que importante es que dejes tu testimonio para aquellos que un día tomen consciencia de la importancia de dejar de fumar, ese es el primer paso, pero ahí no acaba, luego de eso, entender que uno es el dueño de sus pensamientos y no que el pensamiento nos domina, sabiendo esto podremos ir cambiando la creencia del "no puedo" pues si otros lo lograron, porque no lo puede lograr uno, ahí podemos tomar la decisión de dejarlo. Creo que es el camino que tu seguiste y el libro fue tu pauta. Te felicito por haberlo logrado.
Un abrazo y como siempre congratular a JABO por tan ejemplares testimonios.

METAMORFOSIS dijo...

Hola Chus: enhorabuena por haberlo conseguido. Yo no soy fumadora...cuando iba al instituto comprabamos unas amigas y yo una cajetilla y nos ibamos a fumar a escondidas....nunca me gustó y me daba un asco tremendo, nunca aprendí a hacerlo bien, a tragarme el humo, por eso cada vez que decían de ir a fumar para mi era un suplicio, así que cuando hubo que comprar la tercera cajetilla o así, me planté, dije que yo no ponía denero para eso. A dia de hoy sigo odiando el olor del tabaco y he aplaudido enormemente el que en los bares y restaurantes prohiban fumar, porque por fin he podido estar agusto en ellos. Comprendo que para el que fuma lo ve desde otro punto de vista, pero creo que este hecho, el que esté prohibido fumar en la mayoría de los sitios está haciendo que mucha gente sienta esos remordimientos por triplicado y estén intentando o hayan dejado ya de fumar. Con esto y con muuuuuuucha voluntad, se puede, como todo en la vida no???

Graciela dijo...

Me alegra muchísimo que lo hayas dejado Chus!

Solo he podido hacerlo durante los embarazos, igual la culpabilidad estaba.
Mi padre sufrió cáncer de pulmón, ingresé a la cirugía, ví lo que hace el cigarrillo, pero no he podido con ésta droga. El alcohol y el cigarrillo, son de las drogas 'socialmente aceptadas'.

Besos a los dos :)

Ambar dijo...

Hola Chus.....volveré luego a leer tu sugerencia de dejar el cigarrillo.....nunca lo he intentado dado que no fumo mucho...aunque últimamente me está molestando el olor del mismo,algo raro y tal vez sea algo que sucede a menudo con este vicio!
Gracias.
Jabo gracias por siempre estar del lado de los necesitados.
Abrazos fraternos.
Ambar...

ISA dijo...

Como ya creo que lo dije una vez en otra entrada, dejar de fumar, es un gran reto, para mi no fue nada fácil, aunque he de reconocer que si fue muy muy divertido, suplí mis horas de vicio por otro tipo de entretenimiento,INTERNET y un foro donde nos ayudábamos unos a otros, todo esta en nuestra mente, y en querer dejar que nos domine una cosa alargada pequeña que echa humo mientras nos deja su veneno dentro, cuestión de VOLUNTAD, si que quiere se puede, un beso.
ISA

Anónimo dijo...

Pues claro que si se quiere se puede. Ya lo dice la frase, querer es poder.

Yo también he celebrado enormemente la prohibición de fumar en bares y restaurantes, ya que desde que caí enferma no habíamos vuelto a pisar un bar por el humo del tabaco. Desde que han prohibido fumar en los bares y restaurantes hemos comenzado a frecuentar de nuevo esos lugares. Hoy concretamente hemos comido en un restaurante que teníamos ganas de ir pero que no habíamos ido nunca porque no tenían zona de fumadores.

Un abrazo y Animo a los que todavía esteis enganchados al vicio del tabaco. Intentadlo, todo son ventajas y una vez tomada la decisión no os permitais ni una calada. Chus

Anónimo dijo...

quería decir, "zona de no fumadores" Chus

Sara O. Durán dijo...

¿Te das cuenta de que te estoy ignorando con esta entrada?

Besos de humo.

ADRI dijo...

Hola Jabo, hola Chus, les comento que hoy hace un mes que no fumo, realmente se me esta haciendo muy dificil, porque me debora la ansiedad, y lo peor que tambien estoy atravesando un momento emocional feo, pero hace justo un mes tuve un estado gripal muy fuerte y ademas estuve disfonica , por lo cual , fumar me resultaba incomodo, me daba "asco" y bueno han pasado ya 30 dias, espero no volver , pero prefiero decir , por hoy no fume. Mi unica preocupacion es salir de mi depresion y no saber como hacerlo , y todo lo que conlleva a esta situacion. besoss y excelente entrada
El libro nunca lo escuche nombrar aqui en argentina, pero parece interesante!

Sara O. Durán dijo...

Regreso después de que vaya por una cajetilla que ya se me terminaron, a ver si ya diste de alta otra cosa.

MariluzGH dijo...

A ver si hoy puedo comentar :(
.
.
.

La experiencia de Chus es maravillosa :) La fuerza de voluntad lo es todo en la vida, para todo, yo fumaba dos cajetillas diarias y dejé de fumar el 27 de diciembre de 2008 -por gastarme una broma a mi misma- y ahí sigo sin fumar porque ¿para qué, verdad? Además ahora sí que lo tengo terminante prohibido por los galenos... pero no me molesta que fumen a mi lado :)

Animo a todos los fumadores a que se gasten una broma y dejen de fumar, es realmente divertido ganarle la partida a la nicotina (y el bolsillo lo agradece un montón)

abrazos a ambos por tan buen testimonio

Marina dijo...

No fumes Sara. Mi padre murió 20 años antes de lo que le habría correspondido por edad, sin ver crecer a sus nietas que era lo que más quería en el mundo. Aún recuerdo cómo le agarraba la mano a mi hija (de 4 años) y luego decía que no la vería de mayor. Murió de enfisema pulmonar y ya te puedes imaginar cómo.

No me harás caso, mis hijas tampoco me lo hacen y no sé cómo convenceros. Lee de nuevo el testimonio de Chus y no la ignores...porfa.
Un beso para ti.

Sara O. Durán dijo...

Gracias Marina, debo reflexionar lo que me dices. Volveré a leerlo... No, más bien lo leeré, en serio, no lo he leído. Me encanta fumar. Me siento muy bien fumando. Si no fumo, no tengo ningún síntoma de abstinencia, puedo dejar de fumar periodos prolongados, pero me gusta, me encanta, el sabor, el humo, todo. Sé que es una cosa de decisión, pero yo decidí fumar. No tengo una razón para dejar de hacerlo. De enfisema muere mucha gente no fumadora, ni siquiera pasiva, de cáncer también. Creo que nos perjudican más otros contaminantes. De todas formas voy a pensarlo. Porque ni siquiera he pensado dejarlo. Yo me imagino muy viejita a fume y fume.

Alma Enamorada dijo...

Gracias a Dios yo no tengo ese vicio Jabo pero es un buen testimonio que puede ayudar a quienes si padecen de esa enfermedad.

Lindo fin de semana, un abrazo enorme

Jabo dijo...

Para aquellas personas que quieran reflexionar sobre este tema y quizás lanzarse a dejar de fumar, decisión que ha sido sin duda, una de las mejores de mi vida, les recomiendo leer los testimonios +++ de otras personas, seguidoras de este blog,que al igual que Chus, escogieron este tema para testificar su testimonio+++.

Los tenéis en la categoría de Testimonios+++ o en las joyas de la corona de este blog. Os recomiendo leer a Fernando ( 9 de abril de 2005); María Abandoné el tabaco por amor a mi familia); Conchi ( No pienso volver).

Además en la categoría de Adicciones tenéis: Terence Moix y su relación con el tabaco; y Abecedario de Beneficios al dejar de Fumar.

En este blog respetamos todas las ideas, y siempre estaremos al lado, dando la mano amiga a aquellas quieran dejar de fumar, o abandonar otras adicciones.

Abrazo a todos. Jabo

Anónimo dijo...

Qué buena labor haces Jabo con tu blog, Chus es muy generosa y su testimonio seguro que ayudará a muchos que lo léan.
MUACKKKKKKK!
SOL

Voy de anónimo porque con mi nick no me deja poner comentarios.

Galatea dijo...

Generosa entrada, compartir algo tan saludable como dejar de fumar.
La verdad es que te cambia la vida, todo tiene un distinto sabor, un distinto olor...
Es complicado, para unos mas que para otros.

Un saludo.

Rafael dijo...

Vengo del blog de Chus. No soy fumador, gracias a la inteligencia de mi padre a la hora de desanimarnos. Pero desde luego, está claro que el tabaco crea problemas tremendos.

Es una gran idea facilitar esta entrada para quienes quieren dejarlo. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Bueno amigos, Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Espero que mi experiencia le sirva a alguien.

Y para Sara O. Durán: Eres libre de pensar y de actuar como quieras, pero leete esta entrada y no eches en saco roto lo que en ella se dice y lo que los seguidores de Jabo comentan.

Te deseo mucha suerte en tu vida. Un abrazo

Chus

Jabo dijo...

Hola a todos: quería agradecer de nuevo a Chus el esfuerzo que se que ha realizado para escribir en positivo una faceta de su vida, y lo importante que ha sido el poner este testimonio+++ que sin duda ayudará a personas a dejar de fumar, o al menos a que se lo piensen.

Piensa Chus, que ponemos un grano de arena y damos la manos amiga necesaria, pero son ellos quienes dirán como y cuando lo dejan, y hay que respetarles.

Somos cada vez más personas que lo vamos consiguiendo y eso es bueno.

Gracias a todos aquellos que habéis participado en este post, os agradezco todas las opiniones que habéis escrito. Esther; Sor Cecilia; Elena; Adrián Messina; Lis; Ángeles; Javier Noya; Mabel; Uxue; Luzysolyluna; Pasto; Soñadora; Ricard; Fiaris; Marina; Carmen Rosa; Metamorfosis; Graciela; Ámbar: Isa; Sara O. Durán; Adri; MariLuzGH; Alma enamorada; SOL; Galatea;y Rafael. Gracias de corazón, a todos.
Abrazo. Jabo

Rayén dijo...

Así es Jabo.Querer es poder.
Ojala las personas tomaran conciencia del daño que se hacen al fumar.
Muchos saludos y hasta pronto.

El dinosaurio dijo...

Ánimo a todos los que lo intentan. Saludos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Extraordinaria experiencia para tomar como ejemplo y dejar a este maldito enemigo que tanto daña al que lo cosume y a los que tiene a su alrededor.El cerebro obedece nuestras órdenes, nadie con más fuerzas que nosotros para decir ¡Basta!.Felicitaciones! Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Querida Chus,

Quiero darte las gracias, por compartir tu testimonio y créeme que leí cada letra, cada palabra, de tu generosa y amorosa intención de transformar a otros. Para nada me quedé indiferente. Lo leí tres veces, para aprendérmelo de memoria.

Lograste que me interesara en un tema que he rechazado SIEMPRE que alguien me lo ha cuestionado, porque hasta la fecha no he sentido ningún síntoma que me lleve a tomar la decisión de vivir sin humo.

Sin embargo, gracias al método que expones, a los comentarios, a Marina que me abordó y por supuesto a Jabo, no voy a esperar a que el médico me lo ordene un día y ya sin remedio.

Buscaré en mi mente, las razones que me llevan a fumar y me voy a proponer ser 100% libre, pues lo soy en un 99%, liberándome del humo ya seré libre totalmente.

Terminando de enviarte este comentario, hago mi análisis interno. Porque he podido hacer cosas muy difíciles en mi vida y esto a comparación, creo que será mucho más sencillo.

Haré mi lista de ventajas y desventajas y sobre ese balance, no habrá justificaciones, para mantenerme asida a algo que me daña.

También quiero expresar mi inmenso agradecimiento hacia Dios, por mantenerme sana, a pesar del tabaco y por encontrarme con personas que me digan, el daño que estoy provocándome.

Es una conducta muy ingrata e irresponsable de mi parte, si me pongo a ver la cantidad de personas sin salud, que harían cualquier cosa por volver a tenerla. Si yo la tengo, debo aprovecharla al máximo.

Yo no creo en las coincidencias solo porque sí, ya me lo dijo Fernando, ya me lo has dicho tú, Marina, Jabo. Lo percibo, como que en la orilla, a punto de lanzarme al precipicio, ustedes han llegado para detenerme, en el momento justo.

Por último, espero no haberte ofendido con mis comentarios irónicos Que si lo analizamos, estuvieron más encaminados a pedir auxilio que a ignorar tus palabras. Como toda persona apegada al uso de alguna sustancia para vivir, descartando que en realidad eso lleva a la muerte.

Esto lo agrego para que las personas que luchen contra las adicciones de algún ser querido, lo enfrenten, cuando perciban ese tipo de actitudes y que lo hagan con objetividad, sin mezclar emociones: te recomiendo que lo dejes, porque a tí te daña, no a mí. Yo te quiero igual, como me lo ha dicho Marina en mi blog. Deseo que las hijas de Marina puedan decir no al tabaco, ahora que aún están con un hábito reciente. Los deseos cuando son de corazón se convierten en hechos.

Gracias,

Chus dijo...

Precioso comentario Sara. Enhorabuena por todo lo que has escrito.
Nunca me molestaron tus comentarios irónicos porque nunca pensé que iban hacia mi ni hacia mi testimonio. Más bien me pareció una forma de rebeldía que manifiestas algunos fumadores pero que yo respeto porque mi libertad termina donde comienza la de los demás y si tu quieres o querías fumar es tu elección.

No sabes la alegría que me das diciéndome que mi testimonio te ha hecho reflexionar. Me alegro, me alegro de todo corazón. Dios quiera que lo consigas y verás lo a gusto que te sientes mas que físicamente contigo mismo. De verdad que el esfuerzo merece la pena, la autoestima se te dispara. Piensa en el monstruo y pisotealé, echalé toda tu rabia por todo el daño que te haya podido hacer mientras te ha estado pidiendo comida.

Me ha encantado conocerte. Te deseo mucha suerte y ya sabes donde me puedes encontrar. Mi blog es: fresa22-sentimientos.blogspot.com.

Un abrazo muy fuerte.
Chus

Amada Amante dijo...

Como dirían en AA: "Buenos días, me llamo Marta y soy fumadora"... Sí, lo soy, y soy consciente de los peligros a los que me expongo diariamente con esa adicción que yo misma me creé con tan sólo 14 años... He intentado dejar de fumas unas cuantas veces, pero nunca lo he conseguido: he logrado al menos bajar el número de cigarros fumados, pero dejarlo del todo y para siempre, nunca... Desde que soy adulta fumo porque me gusta, esa es la única razón, jamás lo he hecho porque lo hicieran mis amigos, o porque quedara bien en una cena o pareciera que soy más fumando esta marca o aquella, ¡la más cara! Y desde que se me diagnosticó mi enfermedad, ya han sido los especialistas los que no me han dejado someterme al estrés y al mono que para mí supondría dejar de fumar...

Soy consciente, repito, de las consecuencias colatetares a las que estoy expuesta... Pero son tantas, debido a mi enfermedad, a las que también estoy expuesta, que al menos me permito "el vicio de fumar" y ser feliz el ratito que me dura un cigarro después de hacer las tareas...

Lo siento, mi experiencia tal vez no es adecuada en el contexto del tema planteado, pero es lo que hay...

Y aprovecho para darte las gracias, Jabo, por haber tenido la paciencia de esperar mi regreso y por tu preocupación por el estado de Victoria, que, desde que hizo caso a los médico y se alejó del PC, va mejorando significativamente...

Un beso y una flor!

María dijo...

te lo agradezco muchísimo CHUS,


pero como tú dices, el dejar de fumar como todo lo que cuesta en la vida, es un puro acto de VOLUNTAD, sin ella... ni todos los monstruos del mundo, ni todas las pastillas chicles o mil ayudas que usemos servirán...

Verás, lo mío es de idiota perdida, hasta los 23 años, no había probado un cigarrillo en mi vida... pero vamos jamás... una noche de exámenes en la facultad, me moría de sueño y una amiga me dijo ¡¡date una calada, verás como despejas!! coincidió que por entonces salía con un fumador compulsivo y en una semana, ya me estaba comprando mi cajetilla en le kiosko... convirtiéndome de la noche a la mañana, en fumadora irredenta ....años después, justo el día que me dijeron en el hospital que estaba embarazada de mi hija... apagué el cigarro y tal como lo apagué se me apagaron las ganas de fumar...¡¡ella era lo primero!! y ¡¡te lo juro!! ni pizca de ganas de fumar durante ¡¡¡10 años!!

Pero otra noche tonta, con ocasión del fallecimiento de mi padre... de nuevo volví a caer como una idiota y de la manera más tonta... estaba destrozada, mi cuñado me dijo ¿te apetece un cigarrillo? y ya ves en aquel momento si me dice ¿te apetece pegarte un tiro? pues lo mismo le hubiera dicho ¡¡vale!! ( soy un poco exageradilla ;-) el caso es que volví a fumar hasta hoy... y supongo que un buen día, me levantaré miraré la cajetilla de tabaco y estoy segura que si es por alguien, lo volveré a dejar...¡¡ojalá sea la última vez!!... , por mi misma no sé si será suficiente...porque en mi caso, soy muuuy nerviosa ( antes me mordisqueaba las uñas:-) tengo un trabajo muy estresante y el cigarrillo es como mi muleta, más como ritual, que porque sepa rico...que no sabe... en fin... pensaré en todo lo que has contado y quizá... un día deje morir a ese monstruo definitivamente, antes de que me coma enterita;-)



Un plAcer y muchos besos para ti y JABO.


¡¡Feliz día!!

MA dijo...

Hola Jabo positiva entrada de post ,para todos lo que deseen de dejar el tabaco y respirar aire puro, sin malos humos y ganar salud y dinero jaja.
Con fuerza de voluntad se puede dejar de fumar yo así lo deje hace 18 años y no he vuelto a fumar más. Me dije nunca más y así ha sido.
El mono de la nicotina es terrible ,lo pase fatal,pero yo lo vencí con mucha fuerza de voluntad.

Un abrazo de MA para ti.

Simplementeyo dijo...

Yo estoy en el clan de las exfumadoras, hace 20 años que lo dejé y es como quitarte una pequeña carga que llevas encima, así que os animo a todos a dar ese paso.

También soy de las que respeta a los fumadores, no les pongo una cruz, ni les acoso, ni nada parecido, les respeto :)

Un besazo y una sonrisa sin humos :)

MAYTE dijo...

Chus, te doy mi enhorabuena por ser más fuerte que el monstruo y haberlo vencido.
Yo hace muchos años que también un día dije, basta ya... no pierdo mi salud por fumarme un cigarrillo, así que un día me levante cogí un paquete de tabaco lo puse en lo alto del frigorífico y hasta hoy... no puedo negarte que lo pasé muy mal, pues era de las que fumaban una cajetilla diaria, pero con fuerza de voluntad también lo vencí.

Un beso.

Chus dijo...

Hola amigos:
Estoy muy contenta. Hoy he recibido un mensaje de Sara O. Durán en el que me comunica que ayer apagó su último cigarrillo y que lleva ya 24 horas sin fumar.

¿Os imagináis la alegría que tengo?.

Es increíble esto de internet!!!!!.


Ojalá hayas mas personas que como Sara, apaguen su último cigarrillo, gracias al blog de Jabo.

Jabo: Hemos conseguido uno!!!

Sara: ¡Bienvenida al club de los ex!!!

Un abrazo a todos

Jabo dijo...

Si, Chus, también yo estoy contento e ilusionado con que Sara y otras personas hayan decidido hacer el intento de dejar de fumar.
Cosas así son las que motivan a que siga adelante este blog.

Porque la primera piedra de toque es tomar conciencia del daño que nos hace o nos puede hacer. Luego es realmente querer, y después está el apoyarte en todos los recursos que puedas para conseguirlo.
Por eso felicidades a todas las personas que lo intenten y mucho ánimo. Es difícil, lo se, pero se puede.

Agradecer todos los apoyos recibidos en este post los últimos días, gracias Rayen; Dinosaurio; Alma Mateos; Sara; Amada Amante; María; MA; Simplementeyo; y Mayte.
A ti, Chus, un enorme abrazo. Jabo

Anónimo dijo...

Dejé de fumar el 2-10-10. Fumaba dos paquetes largos. ¿Que por qué lo dejé? Una tarde empiezo a echar esputos con algo que parecia sangre. Susto al canto. Entro en internet y veo que es uno de los sintomas del cáncer de pulmón. El susto se convierte en pánico. Sigo leyendo y caigo en un blog: Seguimiento de un cáncer de pulmón. Me lo leo entero. Y me sirvió para no volver a encender un cigarrillo. A veces la experiencia de los demás ayuda mucho. A mí ese blog me dio la vida (por cierto, los esputos debian ser por la tos que tenía porque a la semana desaparecieron y hasta hoy)
Javier

Chus dijo...

Javier: no fuiste al médico para q te confirmara con un tac q no era nada?
A titulo de sugerencia te diría q deberías hacerlo ya q el cáncer de pulmón es una enfermedad silenciosa q cuando da la cara ya es demasiado tarde. A mi me lo descubrieron por una casualidad, si no ya no estaría aquí.
Un abrazo y mucha suerte y enhorabuena por haber conseguido dejarlo.

Jabo dijo...

Hola Javier, te felicito por tu decisión, más que acertada. En mi caso fue algo que recordaré siempre.
Pero te pido algo, por favor acude al médico y hazte los controles oportunos. Así estarás más tranquilo.
Recibe un fuerte abrazo de alguien que te entiende muy bien. Jabo