A mitad de camino






Este lugar pretende ser "una bocanada de aire fresco" para todo aquel que se acerque y participe. Un lugar de encuentro, donde se carguen las pilas con energía positiva.

Donde nos ayude a ver las cosas de otra manera, y por ende, nos haga disfrutar de la vida, nuestro mayor don.
Un sitio que te permita contactar con la naturaleza.

Trabajar los pensamientos, mejorar las emociones, disfrutar de sensaciones.... para conseguir ser feliz.

Ser positivo siempre pretende pues, dar "esa mano amiga" que en alguna ocasión todos necesitamos.







domingo, 10 de octubre de 2010

UNA TERRIBLE EXPERIENCIA




Testimonios+++ cuenta hoy con un Testimonio desgarrador. Marietta describe con detalle desde su Mexico natal su terrible experiencia, de ella y su familia con los malhechores, y cómo están saliendo de ello. No dejeis de leerlo.

Revisé puertas, cerré ventanas, y me despedí de Paloma, mi hija, como es nuestra costumbre: “Hasta mañana, mi vida, que Dios te bendiga”, le expresé aventándole un beso desde la puerta de su habitación. “Igualmente, mami, que descanses”, me respondió preparándose para su meditación acostumbrada.


Rubén, mi marido, dormía plácidamente, faltaban unos minutos para las 2 de la mañana. Yo comencé mi ritual de belleza sin imaginar siquiera lo que nos esperaba; al terminar, me acomodé en mi cama, me puse a orar, enseguida tomé la Biblia y apenas comenzaba a leer cuando un fuerte ruido de fierros, vidrios, golpes y pasos nos hicieron saltar a mi marido y a mí de la cama y a mi niña salir rápidamente a indagar qué sucedía. Rubén fue el primero en llegar a la cocina, por el vidrio de la puerta de vaivén, se percató de la presencia de muchos hombres fuertemente armados en el interior de la sala, y su reacción primera fue tratar de impedirles el paso hacia donde nos encontrábamos Paloma y yo.


Uno de los tipos no dejaba de proferir maldiciones al tiempo que empujaba la puerta que Rubén sostenía con todas sus fuerzas gritándoles que se fueran, que en esta casa vivíamos una familia normal y de buenas costumbres, pero el poder de un arma en las manos de un cobarde tiene más fuerza, y éste de un cachazo quebró el vidrio para introducir un rifle y apuntarle a Rubén a la cabeza, lo que lo orilló finalmente a rendirse.


Yo “empanicada”, escuchaba a Rubén tratando de aclararles que se habían equivocado, y suplicaba que nos dejaran en paz, más el hombre, entre amenazas y groserías le ordenaba que se callara, mientras los demás rompían cosas a su paso y robaban todo lo que podían. Los gritos de Paloma se confundían entre las maldiciones proferidas de aquellas malditas bocas, entre las súplicas de mi marido y el ruido de las cosas que caían al suelo.


Yo estaba paralizada con la puerta de mi recámara entreabierta sin saber qué hacer, cuando en ese momento miré a mi hija tirarse al piso. Al verme que yo iba decidida a salir e ir hacia Rubén, Paloma me hizo una señal con la mano de que me metiera a la recámara, los hombres no se habían percatado de mi presencia. Traté de cerrar la puerta (que por los años que tiene ya no sirve) con mucho cuidado y me encerré en el baño con una de mis perritas.


Comencé a pedir a Yahvé nos protegiera.


Los minutos se convertían en siglos, mi hija dejó de gritar, mi marido de hablar y yo supuse que los habían llevado a la sala y los habían amordazado. “¡Ya vámonos, aquí no hay nada!”, escuché.


Esperé unos minutos aguzando el oído, tenía la boca seca, la adrenalina estaba por todo mi cuerpo, yo lloraba pero de mis ojos no brotaba ni una sola lágrima. Ya sin pensar más, abrí la puerta y me encontré todo desordenado, sobre el piso estaba lo poco que tengo en mi estudio donde escribo, y esos hombres se habían llevado mi computadora, el teléfono y mi aparato de música entre otras cosas, y revolvieron todos mis archivos. Por encima de mis legajos y papeles, seguí hacia la recámara de mi hija, llamándola sin levantar mucho la voz, pero no obtuve respuesta. Todo mi cuerpo temblaba, constantemente rechazaba dentro de mí los pensamientos negativos de lo peor y salí de ahí en dirección a la sala con la esperanza de encontrar a mis amores tirados, atados y amordazados pero cual no sería mi sorpresa que no había nadie. Todas las luces estaban encendidas, la puerta principal completamente destrozada ya que la habían golpeado con un mazo, era impresionante aquella escena.


Continué agachada avanzando hacia la salida cuando por la ventana pude observar el reflejo de una torreta de patrulla, la que se encontraba estacionada frente a mi cochera, como pude, me levanté y salí corriendo pidiendo ayuda. Había un policía recargado en la polvera del auto quien al verme, manifestó cierta extrañeza en su rostro lo que no dejó de sorprenderme a mí también al notar su reacción ante mi abrupta aparición en “el lugar de los hechos”.


El oficial comenzó a hacerme preguntas, pero yo estaba desesperada por verlo tomar acción, hasta ahí, solamente atinaba a repetirle que se habían llevado a mi marido y a mi hija, dejé al policía hablando y corrí hacia la casa de mi hermana para contarle lo sucedido y me di cuenta que también estaba destruida, todas las luces encendidas, las puertas de cristal rotas, a mi paso, alcancé a divisar un mazo en el suelo, y un par de esposas en uno de los escalones de la entrada, vidrios esparcidos por todas partes y un desorden total, sentí que mi cuerpo temblaba aún más pues no pude evitar suponerme lo peor, me regresé a mi casa corriendo haciendo caso omiso al oficial que quería interrogarme a toda costa, me puse unas sandalias y volví a lo de mi hermana para entrar, el policía venía tras de mí pero le ordené con gritos desesperados que no me siguiera.


Llamé a mi hermana y mis sobrinos, pero nadie me respondió, llegué a la recámara de ella y parecía que había habido un terremoto y así fue en el resto de las habitaciones… mis seres queridos también habían desaparecido…


El oficial seguía preguntándome lo mismo y lo mismo, imagino que eso así se maneja para confirmar que las declaraciones no varían, además de que él a través del radio, recibía y daba informes y creemos que lo que yo decía acá, era comparado con lo que alguno de mi familia declaraba allá, al menos esa suposición me consuela un poco, ya que hasta la fecha no he podido perdonarme el haberme escondido en lugar de salir y tratar de hacer algo por mi hija o entregarme yo con tal de que la hubieran dejado a ella. Los minutos pasaban lentos, yo sentía de repente que mi amanecer iba a ser tan oscuro como esa noche y no sabía lo qué sería de mi vida sin los únicos seres de mi familia que tengo, pero al mismo tiempo rechazaba con rabia mis pensamientos negativos, aunque éstos no cesaban de atormentarme con el mismo sentir.



Horas después, estando yo en el baño, escuché la voz de mi hija preguntando por mí, salí corriendo llorando sin llorar, y al verla, casi me desmayo… estaba desfigurada por los golpes que le dieron, toda su carita era un morado gigante cubierto de sangre, su pelo todo enmarañado y ensangrentado, afónica de tanto gritar y además habían tratado de ahorcarla y de cubrirle la cabeza completa con cinta para que muriera asfixiada, pero por gracia divina, la cinta no pudo fijarse, habían fracturado su nariz con el rollo de cinta provocándole también una contusión severa en la frente y con un bate le pegaron en el pómulo derecho ocasionándole una fisura.

Mi niña (aunque ya es una mujer, no deja de ser mi niña), que es una buena hija, ejemplar, cristiana, de buenas costumbres, trabajadora, y de valores bien cimentados, había sido tomada como una vil y vulgar pandillera al ser señalada por un hampón hijo de puta, que por proteger a “su jefe y a su querida” les había señalado a “los policías”, mi casa, y al ver a Paloma, ni tardo ni perezoso aprovechó para acusarla de ser la mujer que ellos buscaban y sin dar oportunidad siquiera de mostrar una identificación, la sacaron a la calle y con golpes despiadados empezaron a querer extraerle a mi niña información sobre el paradero del fulano que querían apresar y agarrada del cabello la subieron a una camioneta, mientras a Rubén, por su parte, le cubrieron la cabeza y a empujones y pisotones, lo subieron a otra sin imaginar siquiera lo sucedido a su hija.

Se los llevaron y los bajaron en unas calles solitarias, ahí mi marido se encontró con mi hermana y sobrinos quienes no habían sido lastimados, escuchó los gritos de Paloma y fue cuando cayó en cuenta que todos habían sido levantados, menos yo. Conforme pasaban las horas, el tipo iba cayendo más en contradicciones y los agresores terminaron convencidos de su fatal equivocación; pidiendo disculpas, los pusieron a todos en un taxi para mandarlos de regreso a casa, anticipando, claro, que ahí no había pasado “nada”. A día de hoy, vamos en el camino de la superación, camino que tomamos los tres incorporados a mi hermana y sus hijos en cuanto vimos amanecer y nos percatamos de que todos estábamos vivos, gracias a Dios.

Esos hombres no admiten sus errores y menos perdonan vidas. Pero las de mis seres queridos y la mía providencialmente fueron respetadas, mi familia completa había regresado y eso era lo importante a pesar de que mi niña y mi marido fueron los más afectados emocional y físicamente ya que Rubén sufrió un trauma muy fuerte al ver a Paloma así como también tenía heridas en las piernas al ser arrastrado y mantenerlo de rodillas sobre el pavimento por varias horas, y en las muñecas, al ser maniatado con fuertes cinchos.



Ahora bien, lo primero que nos propusimos todos fue asegurar más nuestras casas, tomar conciencia que nuestro País pasa por una ola de violencia entre “entes” sin escrúpulos por la lucha de territorios, pero con la conciencia positiva que esto terminará pronto, mientras tanto, nosotros tenemos que cuidarnos solos, ¿cómo? pues manteniéndonos unidos, elaborando estrategias entre vecinos, estando en constante comunicación, pensar siempre positivamente, no quedarnos en el papel de víctimas ya que a Dios gracias, tenemos todo para salir adelante.


En ningún momento hemos permitido que alguno caiga en depresión, no contamos con ayuda psicológica, pero tenemos el apoyo de unos y otros y sobre todo, una posesión que esos tipos no lograron arrebatarnos...NUESTRA FE. Nos humillaron y nos amedrentaron, nos golpearon, y me incluyo, porque créanme que cada golpe que recibió mi niña a mí me lo dieron, pero día a día vamos avanzando siendo positivos siempre, manteniéndonos firmes en que el amor todo lo puede, que Dios no abandona nunca, HOY ya reímos, ya salimos… ya perdonamos…

Gracias, Jabo, amigo, por la oportunidad, que me das al brindarme tu espacio para exponer nuestra “Terrible experiencia”, y habrás de perdonar tú y tus lectores, que omita los nombres reales, pero ahora sí, como dicen en las películas: “los nombres fueron cambiados para proteger a los inocentes”. Un fuerte abrazo acompañado de besos fraternales para ti y tus seres queridos, y mis bendiciones para todos, Marietta.

57 comentarios:

Jabo dijo...

Muchas gracias Marietta, por haber atendido mi solicitud de redactar un Testimonio+++ con tu terrible experiencia, al objeto de saber cómo pasó, y cómo estais saliendo de ello. Se lo duro que es y lo que te ha costado, por eso te lo agradezco infinito, y espero que tus palabras sirvan para apoyar a personas que por desgracia también pasan por situaciones similares. Un abrazo. Jabo

Mabel dijo...

Hola Jabo
Quedé impresionada con lo que nos cuenta Marietta.
"Perdón, disculpen, nos equivocamos, un taxi los llevará a casa".. por Díos, es inaudito.
Me pongo en el lugar de Marietta y su familia y el horror que han padecido en ese momento, pero están a salvo y eso es lo que importa, aunque lo vivido , por más que me lo imagine, nunca se acercará a lo que fue.
Marietta que bueno que tengas esa gran Fe, y ese positivismo tratando de superar semejante episodio y volver a sonreir como nos dices en el texto. No debe ser fácil.
Tenía conocimiento de la violencia que existe en México, a través de una gran amiga blogera, Adelfa, escritora y poeta que escribe sobre la violencia en su blog. Cuesta creer lo que cuenta y que es moneda corriente, sobre todo en la frontera.
Marietta, mi abrazo fraterno desde Argentina, felicitaciones por ser tan positiva, y deseo de todo corazón que la violencia que están soportando sea muy pronto tan solo un recuerdo.
Es maravilloso que se apoyen entre familiares y vecinos y de alguna manera sentir que no están solos y que la esperanza de un mejor mañana, se sobreponga a esta ola de violemcia.
Jabo, un testimonio más que has compartido y me sumo a esta unón por la paz y la seguridad en México.
Un fuerte abrazo a los dos.

✙Eurice✙ dijo...

Es terrible lo que está sucediendo en Mejico, esas mujeres golpeadas, asesinadas en Ciudad Juarez. El mundo no puede volver la cabeza cuando en un pais se cometen tantas atrocidades.
Deberiamos hablar alto y claro y gritar ¡¡¡¡BASTA!!!
Este testimonio me ha dejado tocada :(
Mi apoyo sincero a Marietta
Y a ti un saludo fraternal

Uruguayita dijo...

Soy Ester amiga de Uru, la operaron de la nariz y la boca, y le estoy leyendo lo que publicaron, está desconectada de vosotros por la operación. A las dos nos parece terrible que en Méjico esté pasando esta barbarida. Le damos las gracias a Marietta por contar su terrible testimonio, esto ayuda a comprender a muchas personas que se encuentran en situaciones parecidas en todo el planeta. Nos indigna profundamente a ambas y nos unimos al ¡¡¡¡BASTA YA!!!, de Eurice, en Méjico y en cualquier parate del mundo. No quedemos impasibles ante la violencia me dice Uru y yo la acompaño en la frase. Nuestro apoyo total e incondicional para toda la familia y el pueblo Mejicano. Y Un fuerte abrazo de parte de Uru y mio, me cuenta que eres un gran amigo,me habla de Jabo y un dedo al que ella se agarra. Ester.

patricia dijo...

un testimonio realmente desgarrador, y una enseñanza maravillosa ofrecida por esta familia que es ejemplo de Unión, Amor y Fortaleza, que no se ha dejado doblegar y continúa llena de esperanza, un auténtico ejemplo de superación para nosotros quienes recibimos este relato impresionante, con ojos alucinados y con el corazón roto.
gracias Marietta y gracias Jabo, porque tu espacio es una mano amiga y sanadora.
un abrazo fuerte y sincero.

María Ayala dijo...

Te reitero mi gratitud sincera, Jabo amigo, por darme este espacio, y deseo que tu blog continúe proporcionando esa luz de esperanza que en momentos difíciles nos parece que sólo a nosotros se nos apaga pero con estos testimonios, caemos en la cuenta de que no es así, que existen otros hermanos que sufren aún más que nosotros; en estos momentos por ejemplo, hace 2 meses que está secuestrado el hijo de una conocida y les hablan y juegan sin piedad con el dolor de una madre que está casi al borde de la locura, ella sí está peor, nosotros todos bien y siguiendo hacia aelante. Besos y abrazos desde mi México lindo para ti y para todos tus seguidores a quienes agradezco también la atención prestada,

María

María Ayala dijo...

Desde mi corazón agradezco tus palabras, Mabel, y efectivamente en la frontera con los Estados Unidos las cosas están aún más oscuras, aun y con todo, creo que todo esto que sucede era ya necesario pues nadie se había propuesto detener a estos tipos que se tomaron el País por cuenta propia. Sabemos que acabará, sólo pedimos que sea pronto, y a seguir viviendo que por fortuna, estamos completos y seguimos juntos. Un abrazo fraternal hasta mi Argentina querida, tengo lindos amigos por allá.

María

María Ayala dijo...

Eurice: Tienes razón en lo que dices, el problema es que todos debiéramos unirnos en un sólo pensamiento y dejar los temores de lado, porque es precisamente lo que estos hombres han buscado, amedrentar, atemorizar para aplastar y muchos, créeme no han podido volver a su vida normal, sobre todo en Juárez donde han asesinado a tantas mujeres, esta lucha no es contra nosotros la gente trabajadora, es una guerra entre los malandros que se creen que cuentan con impunidad, pero se está acabando, así quiero pensar y continuar con mi vida normal allado de los míos, aunque nos cueste trabajo.

Saludos desde mi México, lastimado pero no vencido, igual que mi familia.

María

María Ayala dijo...

Para Uru mis deseos de que se recupere muy pronto, y gracias por sus palabras y su preocupación. Tienes razón, Ester, en mencionar que esto no sólo es a nivel Nacional en cuanto a mi País se refiere, pero los mexicanos por naturaleza somos gente de paz, trabajadora, sobre todo en mi ciudad, por desgracia estamos viviendo esta ola de violencia, pero como digo en mi testimonio, nos pudieron quitar muchas cosas, fue terrible la humillación y aún más terrible la impotencia, pero nuestra FE sigue viva, y mientras sea así, seguiremos luchando al menos comenzando por nuestro entorno para salir adelante.

Gracias de nuevo, Ester a ti y a Uru mi más sincero aprecio, que la paz y la armonía reinen en sus hogares y en torno a sus seres amados,

María

María Ayala dijo...

Patricia:

Qué razón tienes al describir este espacio como una mano amiga, porque así es, como se lo he dicho a Jabo; esta ventanita se nos abre trayéndonos la luz esperanzadora, puedo asegurar que por más doloroso que sea un evento en nuestra vida, narrarlo para compartirlo es buena terapia y más si cono ello aportamos un granito de azucar a quienes viven situaciones peores. Mi hija vive, mi marido vive, mi hermana y sobrinos viven, yo vivo, pero antier asesinaron a una chica de 21 años que se atravezó en el fuego cuando iba a la universidad, yo me quedé con el corazón roto como tú, cuando escuché a la madre decir: "estoy destrozada, con mi hija me morí, el día que me muera será mi segunda vez"... yo a la mía la tengo aquí y en este momento duerme plácidamente y lo agradezco a la vida, a Dios y por increible que parezca, a esos hombres que tomaron la determinación de devolverlos en lugar de eliminarlos.

Besos grandes a ti y a todos y a Jabo, ojalá que mi testimonio en verdad sirva para muchos; ante la adversidad, si todavía estamos aquí y completos, no tenemos pretexto para quedarnos a llorar nuestra desgracia, tenemos la obligación de deshechar todo lo negativo y salir adelante con coraje y decisión a como de lugar.

Saludos cordiales,

María

luzysolyluna dijo...

Hola Jabo, Hola Marietta, triste y duro testimonio. Lo siento mucho, és injunsto que este pasando eso en tu pais, , y por desgracia en muchos. No sientas culpable, hiciste bien, si no te vieron, ocultarte, asi luego los salvaste cuando saliste a la calle y pediste ayuda.
'COMO LA UNION EUROPEA Y ESTADOS UNIDOS CONSIENTEN ESTO? nos metemos en otros paises y esto lo consentimos.
Que tristeza.- DEBIAMOS UNIRNOS TODOS LOS BLOGS, REZAR, PONER UNA LUZ Y HACER PETICIONES POR MEJICO, PONER UN DIA, Y hacer sentir a todos los politicos de Mejico y del Mundo avergonzados. Pongamos un dia por Mejíco, otro por otro. Si se concentran las peticiones un dia en un punto, y la energia de corazon, algo bueno sucede.
NOS ANIMAMOS.

Animo Marietta, un abrazo, y seguir con esa gran fortaleza y fé. Gracias Jabo por traernos estos testimonios, asi vemos la dura realidad, y tambien que algunos nos quejamos de vicio.
UN FUERTE ABRAZO A TU FAMILIA MARIETTA, OTRO A JABO, Y A TI. ANIMO

ISA dijo...

Hola Marietta, como ya te decía aquella vez ,siento mucho lo que te ocurrió,por mucho que me pueda poner en tu lugar imposible llegar a saber el dolor que has sentido y sientes cuando lo recuerdas, al leer tu relato es inconcebible no estremecerse, nadie sabe si le podía haber tocado vivir esa experiencia tan penosa, la violencia es mala en cualquiera de sus formas, esperemos que en un tiempo no muy lejano cambie la situación en tu país, como en muchos otros que se viven situaciones de violencia por nada.....no entiendo de ninguna causa que justifique eso,ni quiero entenderla,puesto que para mi nada la justifica,por otra parte me alegro mucho de saber que ya hay sonrisas en tu casa y con los tuyos, la vida sigue y una buena manera de decir basta es saliendo y seguir con la vida intentando que eso deje la menor huella posible,gracias por compartir tu testimonio con nosotros,un beso para ti y los tuyos y otro para ti javier por enseñar estos testimonios aqui,
ISA

antonio dijo...

Horrible!! solo de pensar en la situación que han tenido que pasar se te ponen los pelos de punta.
Menos mal que ya pasó todo y que la normalidad se instala de nuevo en el hogar.
Mis saludos y mis mejores deseos para la familia de Marietta.

Saludos afectuosos!

Ambar dijo...

Jabo,y Marietta,estoy anonadada,perdón pero no puedo comentar.
Saludos.
Ambar...

Patricia 333 dijo...

Marietta querida , no se en que Ciudad vives pero tu bien sabes como estamos en Monterrey viviendo Días de Terror ....Mi hija estaba embarazada no podemos explicar que fue lo que paso ella NO recuerda nada yo no estaba en casa solo mi hija eran las 9 de la mañana y cuando ella despertó TODA la casa estaba volteada al revés los muebles la ropa Todo en el piso las cosas de valor desparecieron todo Marietta pero nada me importo solo saber que mi hija estaba bien y que no la TOCARON ... Se muy bien por lo que pasaste DIOS te bendiga a ti y a TODOS los tuyos me duele tanto por lo que estamos pasando los Mexicanos no hay día de DIOS que no haya muertos y secuestros Bendito sea DIOS que tu hija y tu marido están vivos

Jabón querido muchas gracias por compartirnos el testimonio de Marietta , que te puedo decir Jabo solo que México entero sufre

Patricia 333 dijo...

Perdon Jabo perdon puse Jabón mil disculpas pero ya no quice eliminar el comentario

Un abrazo enorme

Patricia 333 dijo...

Ya me di cuenta Maria que vives en Monterrey ... Solo lei el testimonio no puse atencion a los comentarios hasta hace un momento ... Bueno querida Maria bien que sabes por lo que estamos pasando ... DIOS BENDIGA nuestra Ciudad y Mexico entero ...Muy doloroso lo de la joven de 21 años todos los dias pasan cosas solo nos queda Orar , y ya que estamos con testimonios deja platicarles lo que acabamos de pasar hace unas semanas ..Veniamos Mi hija mi nieta el marido de mi hija y yo por la Avenida Garza Sada cuando bloquieron la pasada unos hombres encapuchados con matralletas en sus manos cuando los vi me quice desmayar estaban bajando a varias gentes de sus autos mi hija no paraba de llorar y mi nieta que la traia yo en el asiento trasero dormia uno de los hombres le ordeno a mi yerno bajar la ventana y que salieramos del auto con voz de mando otro hombre se Asoma por el lado de mi ventana y me ordena bajarla yo tranquila le mire a los ojos y le dije Señor esta lloviendo tengo una bebeita de 8 meses porfavor le suplico no nos quiten el carro , el hombre hace una señal al otro y se alejan GRACIAS A DIOS ....Mi corazon estaba tan acelerado que sentia que me explotaba despues de varias horas quiteron el bloqueo y nos dejaron pasar ... Maria no podemos hacer nada lo unico es ORAR y ponernos en las manos de DIOS y pedirle a EL que le de mucha Luz a nuestros Gobernantes al ejercito y a toadas las personas de buen corazon que estan luchando contra esta gente los Narcos Los Z o lo que sea una ya no sabe quienes son

Besos a Todos

autora Verónica dijo...

¡Desgarrador testimonio! la verdad es que la vida, se ha puesto de una manera que horroriza.
Mucho ánimo y fuerza para Marieta y familia, también para todos los demás.
Abrazos amigo Jabo

luzysolyluna dijo...

JABO: te mando un mail, titualo MASAJE, es para que se lo reenvies a chuchu, igual le vien bien para lo suyo, puedes leerlo tu tambien.
Abrazo

Alma Inquieta dijo...

Hola Jabo,

gracias por más este testimonio.

Hola Marietta,

que situación terrible habéis pasado.
Ni en su propia casa uno está en seguridad!
Deseo que os recuperéis lo más pronto posible y que no dejéis de vivir por el miedo...
Gracias por compartir, porque creo que debe funcionar como una terapia para ti...

Te deseo lo mejor a ti y tu familia.

Besos

María Ayala dijo...

Hola Luz:

Pues sí, creo en aquello de "la unión hace la fuerza" y también en la oración conjunta a la Divinidad en quien se crea, la cuestión está en mantenernos unidos en una misma frecuencia, me molesta mucho que a esos malechores sigan nombrándolos como "la delincuencia ORGANIZADA" porque es darles más alas y motivos para sentirse superiores; nosotros como pueblo y las autoridades, podemos organizarnos mejor, pero hace falta conjuntar inteligencia con fuerza también, en fin, el tiempo nos dirá a final de cuentas quiénes serán los vencedores, yo exijo y voto porque la JUSTICIA se ponga en acción y haga pagar a uno por uno el miedo que han sembrado y sobre todo, la sangre inocente y las lágrimas impotentes, con las que han bañado mi País.

Gracias por tus palabras, recibe un fuerte abrazo,

María

María Ayala dijo...

Querida Isa:

Te puedo asegurar que alguna vez me encontré en tu posición, nunca imaginas que pueda pasarte a ti, pero sucede y mientras no terminas de "tragar" el momento de la crisis, no la digieres, pero todo tiene un proceso, la recuperación también, y es cierto que el tiempo ayuda, pero más ayuda el no dejarte vencer y permanecer "positivo siempre", besos, amiga, y gracias mil,

María

MA dijo...

Hola Marietta desgarrador testimonio vivido en tus carnes y en las de tu familia afortudadamente lo podéis contar tú y tu familia, otras familias no tienen ,tanta suerte con unos desalmados de esa indole de violencia.

Un abrazo de MA para ti y para Jabo por dar a conocer lo que sucede en otros lugares de México.

María Ayala dijo...

Anbtonio, Ambar:

Entiendo sus emociones, lo que narro, siendo un hecho real no un fragmento de alguno de mis ensayos, no es fácil de asimilar, lo vemos en las películas y se nos hace tan normal, porque nuestro subconsciente lo toma desde el punto de vista de lo "irreal" por llegarnos a través de una pantalla, pero cuando lo vives, es otra cosa, yo agradezco de corazón su tiempo para leer mi testimonio y solamente les pido un minuto de su tiempo para recapacitar no sólo en la violencia que impera por el momento en mi País sino en el mundo entero y eleven una oración porque la Justicia y la paz no sean sueños ilusos de una mayoría que las anhela para sus generaciones venideras, besos a los dos.

María

María Ayala dijo...

Patricia querida:

Pues creo que mis palabras salen sobrando si tú y tu familia han vivido una situación similar. No vamos a cegarnos de tal manera que ignoremos la realidad que estamos viviendo no sólo en nuestra Ciudad y en el País, porque esto también es a nivel mundial, pero tampoco hay que encasillarnos en la idea fija de que somos presa de unos cuantos engendros que estoy segura pronto les llegará su final. Si analizamos bien, todo aquello que comienza generándose en el pensamiento se materializa y a diario y a toda hora vemos películas (de las llamadas “de acción”) que no sólo son malos decretos que a la larga se convierten en realidad y sabes por qué? porque para lo único que sirven es para dar más ejemplos, malas ideas y fuerza para seguir con sus fechorías a quienes nacieron para desparramar su veneno motivados por el hambre de poder y esa ambición desmedida por el dinero que les corre por las venas, como si la vida fuera eterna para permitirles disfrutar todo lo que obtienen a costa de tantas vidas, yo puedo asegurarte que todos esos, “ya tienen su recompensa”.
Pero no hay que restarle claro, el valor a la oración conjunta, porque los buenos deseos que del corazón emergen a través de nuestras gargantas, llegan porque llegan a ese que es TODA LA FUERZA Y TODO EL PODER y tengo la certeza de que “SEREMOS ESCUCHADOS”

Besos,

María

María Ayala dijo...

Veónica:

Gracias por tus buenos deseos, son como perlas preciosas con las que se va formando una corona y no de espinas, bendiciones,

María

María Ayala dijo...

Alma:

Hasta el momento no hemos dejado de vivir aunque debo confesarte que hemos dejado de dormir, jajajaja, somos de carne y hueso, así que te imaginarás que de pronto cualquier ruido nos estremece, pero vamos hacia adelante, gracias por tus palabras, un saludo cordial,

María

María Ayala dijo...

Así es, querida MA, somos de los afortunados que podemos contar lo sucedido, insisto que para algo nos dejó la vida y Dios, aquí, y segura estoy que más que para manifestar el Poder Divino, ha sido para manifestar el poder que se genera dentro de nosotros para poner nuestro granito de azucar y servir de ejemplo (aunque sea muy pequeño y humilde)a otros que sienten que les pasa lo malo por castigo o por voluntad de Dios y no es así; cada experiencia es una lección de vida, de nosotros depende formar parte de los estudiantes destacados o mezclarnos entre los mediocres o de plano entre los "maletas" como decimos acá, jajajaja, yo quiero creer que somos de los buenos, jejeje, un abrazo para ti, MA, y mis mejores deseos para tu vida,

María

nieta dijo...

Sin palabras y con el corazón encogido.. así me quedé al leer los detalles de lo que te sucedió. Conocí y viví muy de cerca la terrible pesadilla que significa el secuestro de un familiar, con la diferencia que a él, no lo volvimos a ver más nunca. A Dios gracias tus seres queridos regresaron y han tenido la oportunidad de renovar y reafirmar juntos la unión, la fuerza, pero sobre todo el amor de familia. Te dejo un fuerte abrazo y un beso grande.. igual para ti Jabo..

arkaitz dijo...

Terrible testimonio Jabo, se esta convirtiendo habitual esto en México, una verdadera pena.

Jabo, otra cosa,..pásate por mi Blog cuando puedas, tienes un regalo.

Abrazos

Ricard dijo...

Marieta. Me has dejado impresionado y aun escribiendo en estos momentos, me cuesta reaccionar.
Imagino la dramatica situacion y la angustia vivida en aquellos momentos ante tal atrocidad en un momento de total indefension.
Gracias a Dios podeis contarlo aunque tales situaciones dejan secuelas inborrables.
Ojala se termine de una vez por todas esa marea de vilencia desatada en muchos paises.
Jabo, este testimonio es versaderamente uno de los mas impactantes que nos has mostrado.
Gracias por hacernos llegar esta vivencia tan fuerte para que recapacitemos sobre lo que verdaderamente ocurre en muchos lugares.
Un abrazo muy fuerte Jabo y Marieta.
Con cariño.
Ricard

Abuela Ciber dijo...

Desgarra lo que se ha tramitido y lo vivido por seres con derechos inquebrantables.
Violencia que invade como virus.
Nuestra solidaridad y afecto elevamos con estas líneas, para que lleguen a los amigos mexicanos.

Cariños

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que difícil la inseguridad ciudadana en nuestros países, Claro México la ha potenciado al máximo con todo eso que pasa en Ciudad Juárez, y los asesinatos de mujeres que han quedado impunes.

Creo que todos tenemos a un familiar, a un conocido o a un amigo, que ha sufrido, algún robo, asalto a su persona, secuestro, estafa, homicidio etc.

Solo el Señor nos puede cuidar en esta tierra tan agresiva.

Saludos

María Ayala dijo...

Nieta, querida:
Se me estruja el corazón sin poder evitarlo, al saber ese suceso en tu vida, pues a diario (desde hace dos meses, como lo menciono), percibo el dolor de la madre de un joven que secuestraron y se la han pasado jugando con el dolor de ella y su familia. Si bien creo que hay ángeles desalados que moran en la tierra y nos protegen, también creo que existen demonios desparramados porque sólo alguien sin alma puede ser capaz de hacer tales cosas, sin tocarse el corazón ante las súplicas de sus víctimas; siento mucho lo de tu familiar, y lo de tantos como él, pero sólo Dios sabe por qué se lo calla.

Besos, querida, y bendiciones para tu vida,

María

María Ayala dijo...

Querido Ricard:

Realmente fueron momentos tremendos, ya que si ellos no estuvieran ahora conmigo, y me refiero a todos los miembros de mi familia que se llevaron, yo me habría quedado sola en el mundo, pues es la única familia que tengo y a mi edad, ni quiero pensar cómo sería mi vida en estos momentos, Dios quiso dejarnos juntos todavía más y se lo agradezco como no tengas idea. Quiero decirte que todavía nos preguntamos si yo sola, al amparo de un "agente" como el que me encontré fuera de mi casa, corría el mismo peligro de muerte que mi familia, lo sabe Dios, el caso es que estamos todos y eso es lo importante y no hay de otra más que echarle pa'elante con el mejor de los optimismos y con la mirada puesta en mejores horizontes que las noticias de la nota roja.
Saludos cordiales y gracias por tu atención,

María

María Ayala dijo...

Gracias, Abuela ciber, segura estoy que tus buenos deseos nos llegan y nos reconforta saber que todavía hay seres en el mundo de buen corazón, que a pesar de las distancias nos manifiestan su aprecio y solidaridad no sólo hacia mí y mi familia sino a mi País entero, bendiciones,

María

María Ayala dijo...

Roy:

Si bien es cierto que la violencia se genera por todos lados del planeta, también es cierto que la Justicia y la Verdad no pueden ser derrotadas por unos cuantos; podrían tacharme de ilusa, pero tengo la certeza que muy pronto, esto va a terminar y entonces comenzará una nueva etapa en la que iremos forjando con lazos de respeto y amor hacia nuestros semejantes sin distinción de razas ni credos, un mundo mejor para dejarlo como herencia a las nuevas generaciones que sabemos todos, son nuestros niños.

Dios te bendice,

María

El dinosaurio dijo...

Es terrible esto que nos traes. Espero que la cosa no se repita.

Feliz semana.

Javier F. Noya dijo...

latinoamérica es un gran campo de batalla, claaro que no con armas y ejércitos, sino con la sistemática destrucción de todo entretejido social que durante décadas sólo sirvió para incrementar las ganancias de un grupo minúsculo, entre ellos las llamadas empresas multinacionales de toda nacionalidad, incluidas las monopólicas de las telecomunicaciones europeas, que a la postre son estatales. Pero, corrupción mediante, la sociedad está presa en sus casas y no hay respuestas para la marginaidad que creció durante más de treinta años. Imagínense el resto. Dios no está en estas cosas, lo está la codicia. Saludos.

Joy dijo...

Querida Marietta, habéis vivido una fuerte e injusta experiencia.

Después de haberla compartido con tod@s nosotr@s, y de haberla perdonado y superado, te animo a que no la recuerdes ya más. Pues cada vez que traemos cualquier situación pasada a nuestra memoria, la estamos reactualizando, y nuestro cuerpo y emociones pasan nuevamente por todo ello...

Gracias por la gran lección de perdón y superación que nos das, y te envío mis mejores deseos, igual que a la humanidad completa, de que SOBRE TODO (y a pesar de todo lo que la mente boicoteadora quiera hacernos pensar...)TENGAMOS MUCHA CALMA Y CONFIANZA en nuestro día a día!

Un abrazo muy grande, y también para ti, Jabo!

Nela dijo...

Terrible relato, me ha dejado sin palabras y sin aliento.
Besos
Nela

Jabo dijo...

Marietta: tu Testimonio+++ y tus acertadas respuestas a los comentarios que te han puesto mis amigos y seguidores de este blog, son un ejemplo apra todos.
Estate orgullosa y contenta pues estoy convencido de que se han cubierto los objetivos que teníamos al hacer este post, que noe ran otros que:
.- enseñar de 1ª mano lo que esta aconteciendo en una parte de tu pais, Mexico, que es extrapolable a otros muchos lugares de Latinoamerica; Africa y Asia.
.- Hacernos ver, que a pesar de todo, lo estais superando con actitud positiva y con valentía, porque hay que levantarse y seguir adelante.
.- Que compartieses tu pena y tu dolor, esperando que se te reduzca, al compartir, a la mitad.
Muchas gracias Maria (=Marietta), aca tienes, como ves, muchos amigos que te comprenden y apoyan.
Únete a Patricia333, también de Mexico, Monterrey y con circunstancias vividas del mismo tipo. Y como te indicaron, intentar olvidar, poco a poco.
Quisiera también agradecer los apoyos manifestados por todas las personas que han puesto comentarios en este post, a Marietta.
Abrazos a todos. Jabo ( dale un beso a toda tu familia, de mi parte)

Javier Martinez Valles. dijo...

Que terrible história pero es la cruda realidad de México. La inseguridad ciudadana no solo la generan los hampones sino que quienes deben velar por la seguridad de sus compatriotas tienen actitudes similares a los facinerosos.

María Ayala dijo...

El dinosaurio, Javier F, Joy, Nela y Javier Martínez:

Gracias por tomarse el tiempo de leerme y con esto permitirme compartir mi experiencia pues me hace sentir que mis palabras han llevado a tomar conciencia de lo que se vive no sólo en mi País. Pido a ustedes y a todos los amigos que amablemente atendieron mi relato y me dejaron sus mensajes alentadores, que hagamos una sintonía de pensamientos y sentimientos positivos, pues tengo la certeza de que siendo nosotros mayoría, algún día y no muy lejano estaremos viendo que por fin, como dice el salmo: La Justicia y la Paz se besan, que tengan todos una excelente semana, Dios les bendice,

María

María Ayala dijo...

Jabo querido:

Tú me conociste a través de mi blog “para dejar de fumar”, donde manifiesto mi real forma de ser: una mujer alegre, un poco loca (sólo un poco, jajaja), con un sentido del humor bastante peculiar (muy a lo mexicano) que raya en lo común (por no etiquetarlo de vulgar), que ama la vida en todas sus expresiones, que día a día forja sueños y de esta forma quiero seguir siendo hasta el día de mi mudanza, así que créeme que continuaré luchando por salir adelante; un acontecimiento de esta naturaleza no se olvida se sobrevive y eso es lo que intento. Gracias mil por tus palabras y por tu apoyo incondicional a pesar de la distancia que nos separa, desde este lado del sol recibe un fuerte abrazo, mi cariño sincero, y con todo respeto, mil besos mexicanos, te quiero,

María

P.D. Bendito el momento en que tuviste la brillante idea de "fabricar" esta ventanita, ojalá que muchos más lleguen a ella y al abrirla, perciban la fresca brisa de la esperanza de vivir el gozo que se nos tiene prometido a muchos aquí en la tierra, SIENDO POSITIVOS SIEMPRE. ☼

Amor y Paz.

Sombras en el corazón dijo...

Ya he oído mucho sobre la inseguridad que hay en México, en Venezuela y en Perú; por lo menos de esos países me ha llegado testimonio directo.
Crucemos dedos para que los gobernantes tomen medidas, porque por lo visto, no gobiernan nada.

Un abrazo

Carmen Rosa dijo...

María, confieso que empecé a leer tu relato apenas publicado, pero no me atreví a continuar, hoy lo hice y no pude parar de llorar, me parecía la narración de una película de esas que no me gusta ver. Es terrible que pasen estas cosas, sin embargo por otro lado también hay personas empeñadas en crear un mundo de Luz, de Paz, de Amor y felizmente nosotros estamos de este lado.
Te invito a ti y a todos los que quieran hacerlo a visitar esta página http://www.hospitaldeluz.com/#
donde podemos pedir por los que sufren sean personas, países, yo ya coloqué mi pedido por México
"Oremos por que la paz , la luz y el amor sean instaurados en todo México y en todos los paises de Latinoamérica".
Un abrazo para ti y otro para Jabo

nieta dijo...

Hola María. Otra vez yo.. esta vez para dejarte un saludo de parte de Alejandro, con quien comenté tu testimonio. Él lamenta no tener internet para poder contestarte directamente pero de alguna forma quería hacerte llegar su fuerza y su apoyo y yo le sirvo de portadora.. Te deja un beso, un abrazo y un hasta muy pronto.

María Ayala dijo...

Sombras:

En el caso de México, estamos pasando por esto, porque precisamente nuestro Presidente tomó la firme decisión de enfrentar a esas minorías que ya se habían adueñado de nuestro País, ojalá que los que vienen continúen firmes y no vuelvan a dejarse llevar por la ambición, como fue el caso de muchos, quienes practicamente vendieron muchos estados a cambio de obtener apoyo de los enemigos en sus campañas, para llegar al poder;sólo pido a Dios esto sea el principio del final de los grupos mal llamados "organizados".

Saludos,

María.

María Ayala dijo...

Carmen:

Claro que existen personas empeñadas en rescatar nuestro mundo y crear cosas mejores, este blog de Jabo es una prueba feaciente de ello. Gracias por la recomendación, por tus oraciones y tu petición expuesta por mi México, desde mi corazón te lo agradezco infinito,

Recibe otro abrazo y mis mejores deseos para tu vida,

María

María Ayala dijo...

Mi amiga Nieta tan querida:

Gracias mi vidaaaa, dile a Alejandro que no se preocupe, que estoy bien y que le agradezco muchísimo el querer hacerme llegar todavía más apoyo y aliento del que me ha brindado durante casi dos años en mis propósitos de vida, dile que lo quiero mucho y que lo recuerdo con mucho cariño que yo también le envío un beso gigante y un fuerte abrazo,bendiciones y todo mi amor; les dejé un recadito en su blog para cuando puedan verlo, Bendiciones a los dos los amoooo,

María

Cata dijo...

Yo tambien tengo una pequeña princesa.. solo de imaginar que algo así pudiera ocurrir.
Animo y fuerza Marietta.

María Ayala dijo...

Bueno, pues con este mensaje doy por finalizada mi participación en tu blog, Jabo amigo, Gracias por todo, espero no haber sido muy burda en mis expreciones y que mi testimonio verdaderamente haya llenado las espectativas de tu blog.

A todos y cada uno de los que me brindaron con sus palabras su apoyo y su preocupación les envío mis bendiciones y mi eterna gratitud,al igual que a ti, a quien reitero mi cariño y respeto sinceros.

María

María Ayala dijo...

Pasé de visita por aquí y me encontré con tu comentario, CATA, perdón, por no responder de inmediato, no me había dado el tiempo para venir, pero agradezco de corazón tus buenos deseos, y que Dios toque con su mano derecha a tu princesa hoy y siempre, Saludos,

María

chikilindy dijo...

Como siempre yo entro una de las ultimas.. pero bueno eso no importa mucho.
Increible el testimonio sin duda creo que el mas salvaje y duro. Te felicito que esteis todos bien y que haya quedado en una "pelicula de terror" , te mando un abrazo fuerte a ti y tu familia.

María Ayala dijo...

Gracias, Chiki. No te preocupes, si leíste bien, pudiste darte cuenta que yo, me quedé muy al último mientras sucedían los hechos y no fui testigo del maltrato que sufrió mi hija, creo que eso no lo habría aguantado mi corazón, todo en esta vida, hasta llegar tarde tiene una razón de ser, así que bendigamos al tiempo que siempre estará a nuestro favor, gracias por esos minutos tuyos que me diste al leerme y escribir tu comentario, recibe otro fuerte abrazo desde mi México lindo,

María

Graciela dijo...

He quedado paralizada, no lo había leído.

Me recuerda la época militar de mi país, donde 'las confusiones fueron demasiadas y de esas no salías viv@'!

Espero que la familia se recupere de semejante desastre, lo bueno y bello es que están vivos! eso no se paga con ningún dinero del mundo!

Abrazos muy fuertes.