A mitad de camino






Este lugar pretende ser "una bocanada de aire fresco" para todo aquel que se acerque y participe. Un lugar de encuentro, donde se carguen las pilas con energía positiva.

Donde nos ayude a ver las cosas de otra manera, y por ende, nos haga disfrutar de la vida, nuestro mayor don.
Un sitio que te permita contactar con la naturaleza.

Trabajar los pensamientos, mejorar las emociones, disfrutar de sensaciones.... para conseguir ser feliz.

Ser positivo siempre pretende pues, dar "esa mano amiga" que en alguna ocasión todos necesitamos.







jueves, 19 de enero de 2012

Anécdota positiva



Os contaré una anécdota mía.

No hace mucho, estaba en el trabajo en una hora que no debía estar (había mucho trabajo y quería sacarlo adelante).

Entró una señora de mediana edad a limpiar, y como yo estaba en silencio, se dio un gran susto. Perdone, me dijo, no quería importunarle...

Y yo le dije: "señora, su trabajo es igual o más importante que el de un gran médico o ingeniero, pues sin su trabajo los demás no podrían desarrollar el suyo…"

Me miró, y echándose a llorar me dijo como pudo...es lo más bonito que me han dicho nunca.

Con tan solo un poco de atención y consideración hacia los demás, podemos hacer un gran bien.

Jabo
Y tu… quisieras compartir alguna anécdota positiva con nosotros?

27 comentarios:

Fiaris dijo...

JABO amigo es que lo que has dicho a la señora era muy conmovedor realmente.ahora en este mismo momento no me viene a la mente ninguna anecdota,pero hay ,si que las hay,un abrazo y me alegra que regreses

arianna dijo...

Hola Jabo, me imagino a esa Sra. feliz
Anécdota lo que se dice anécdota no recuerdo ahora, pero lo que te puedo decir es que cuando me siento en algún banco público después de un paseo , siempre lo hago donde veo a un viejito solitario,me siento junto a él y no digo nada, la mayoría de las veces apreovechan para conversar, es una delicia oirles y compartir con ellos por eso lo hago, siento una satisfación muy grande al haberles podido dar un rato de compañía y ver su mirada ausente antes y su cara feliz después

Algún día yo me sentaré en un banco a tomar el sol, a esperar ¿Se acercará alguien qué me de su calor?

Gracias Jabo por estos y otros momentos en tu espacio

abrazos

Verónica dijo...

¡Me ha encantado esa anécdota!, sería bueno que nos prodigáramos más en alabar a otras personas, pero hacerlo a algunos les cuesta mucho.
Un beso

Anna Jorba Ricart dijo...

Una anecdota entrañable.
Todo detalle que se tenga de amabilidad con quien te cruzas sin tan siquiera conocerlo es siempre positivo.
Te mando un abrazo.

luzysolyluna dijo...

Hola Jabo. Me alegra vuelvas a escribir. Una anecdota bonita. Todas las profesiones son dignas, y necesarias, porque unos sin otros no seríamos nada.
No alcanzo a entender porque la gente tiende a menosprecia alguien por su trabajo.
Un abrazo.

miguel dijo...

Una buena anécdota,la verdad es que la gente anda falta de gestos amables y positivos como que le escuchen o una sonrisa que les llegue al alma y les caliente el corazón frío.

MAYTE dijo...

Le contestaste muy bien a la señora me la imagino contándolo en casa, todas las profesiones son igual de importantes, estupenda anécdota Jabo, yo ahora mismo no recuerdo ninguna.

Besos

Carmen Rosa dijo...

Que bonito JABO, eso es valorar a las personas por lo que son. Exactamente no recuerdo una anécdota en este momento, pero si algunas veces sonrío a alguien que no conozco y ese alguien me contesta con otra sonrisa o digo algo amigable a un vendedor o a quien me atiende en un restaurante y al comienzo mis amigas se quedaban sorprendidas por eso, pero ahora creo que ya se acostumbraron a actúe así jejeje.
Un fuerte abrazo

Soñadora dijo...

Jabo, son justamente esos detalles los que aportan granitos para construir un mundo mejor, gracias por compartir e inspirar!

Besitos,

Cecy dijo...

en pequeñas cosas que suelen ser importantes, es donde encontramos la sonrisa que nos da aliento para el día.

Preciosa anécdota.

Un abrazo!

Marina dijo...

Hola Mi Capitán...¿Anecdotas positivas? ¿Sirven las que le han hecho a uno? ¿Si? Pues ahí va.

Hoy, Tenía una entrada rimbombante para regalármela a mí misma, tenía incluso la foto preparada. Pero a las 0:00 (la hora que yo llamo bruja) han empezado a pasar cosas que me han hecho llorar varias veces (aparte de que estoy sensible) y me he dado cuenta que tengo alrededor un cínturón de amigos que me sujetan el alma...imprescindibles...

He publicado, tal y como era mi idea, pero nada de lo preparado. He contado lo que me ha pasado, lo que me han hecho sentir y la foto...la orquídea más bonita del mundo que alguien, con todo cariño y esmero, depositó en mi correo, para que yo la encontrara medio segundo después.

Bueno, eso y que hoy es mi cumpleaños.

Besos M.C.

MariluzGH dijo...

Siempre he dicho que entre las profesiones más importantes están las limnpiadoras, barrenderos y demás trabajos que mantienen limpios los lugares de trabajo, de ocio, calles y viviendas, sin ellos nos moveríamos entre bacterias de todas clases y enfermedades de todo tipo. Un gran gesto el tuyo, querido amigo. Ya veo tu sonrisa diciendo esas palabras a la señora de la limpieza...

Como es madrugada y no me viene ninguna anécdota, prometo volver cuando el día esté más avanzado y mi mente menos somnolienta :)

dos abrazos y un beso

Javier Martinez V. dijo...

Mi buen amigo, muchas gracias por tu preocupación y el deseo de tenderme una mano cuando navegaba en un mar de problemas.

Siempre es grato visitar tu blog porque uno suele encontrar textos llenos de esperanza, como por ejemplo el que hoy nos entregas.

Recibe un fuerte abrazo.

PD: Envíame un correo para poder añadirte a mis contactos y tener como comunicarme contigo al margen del blog; mi correo esta en mi bitácora.

Ricardo Marin dijo...

Todo trabajo es digno y necesario en nuestra sociedad...

Lo que me sorpende la reacción de la señora...

Muchas veces hacemos trabajos en nuestras etapas de la vida, que nos sirven para alcanzar nuetro objetivo a lo que hemos venido.

QUE BUENO QUE LE DISTE ANIMOS A LA SEÑORA...

Y aunque haya gente que pueda tener sus limitaciones, lo que hay que tener en cuanta que si me dedico a barrere lo voy a hacer siempre dando lo mejor de mi...
Con mucho orgullo por que lo importante es el orgullo del trabajo bien hecho se haga lo que se haga, menos robar y elinquir POR SUPUESTO...

Myriam dijo...

Una palabra de valoración y aliento, puede cambiarle la vida a una persona.

Entrañable anécdota.

Besos, Jabo

Jabo dijo...

Hola Fiaris: fue un anécdota conmovedora, si. Tenías que haber visto a la señora. Abrazo. Jabo

Hola Arianna: me ha encantado tu anécdota con las personas mayores en los bancos. Sigue haciéndolo, por favor. Abrazo. Jabo

Hola Verónica: si, tendríamos que albar más, decir lo que nos gusta de otras personas. Abrazo. Jabo

Hola Anna Jorba: es muy fácil, solo es ser educado. A nadie le cuesta nada decir gracias, cuando te sirven un café, por ejemplo, pero mira y veras que pocas veces se dice. Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola Lucía: todas las profesiones, sin excepción, son importantes. Me alegra que estés bien. Abrazo. Jabo

Hola Miguel: me encantó esta frase tuya " una sonrisa que les llegue al alma y les caliente el corazón frío".
Abrazo.Jabo

Hola Mayte: me alegra que te guste. Abrazo. Jabo

Hola Carmen Rosa: siempre me "pillas" lo que quiero decir o expresar. Es fantástica tu actitud hacia los demás. Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola Soñadora: gracias a ti, igualmente por compartir e inspirar. abrazo. Jabo

Hola Cecy: en las pequeñas cosas encontramos grandes valores. Abrazo. Jabo

Hola Marina: muchísimas felicidades en este día tan feliz para ti. Pásalo en grande y hoy, nada de dietas, a disfrutar. Abrazo y beso. Jabo

Hola MariLuz: me hace mucha ilusión que me recuerdes con al sonrisa en la cara. Es curios, a mi me pasa lo mismo contigo. Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Hola Javier: me alegro muchísimo de que estés dándonos noticias tuyas. Te envío un email y hablamos. Abrazo. Jabo

Hola Ricardo: a mi también me sorprendió la reacción de ella y lo que me dijo. Por eso le dije que ahí tenía alguien en quien confiar y que respetaba mucho su trabajo y su persona. Es una gran mujer. Abrazo. Jabo

Hola Myriam: con que poquito podemos hacer felices a las personas. Al menos en unos momentos. Abrazo. Jabo

arianna dijo...

Hola Jabo
te voy a pedir un favor, si puedes...
luzysolyluna es seguidora tuya, también lo soy suya y no puedo contestar sus mensajes desde hace dias, puedo leerlos pero no contestarlos, no sé que problema hay ya que como ves aqui y en otros puedo y en el de ella no
Puedes contestarla tú? si es así comunícale este mensaje
Mil gracias y perdona por la molestia
Un abrazo

Fernando dijo...

Si es que no hay nada como la educación y los valores que sin darnos cuenta los estamos echando al olvido.
Eres buena gente.
Saludos,
Joker

luzysolyluna dijo...

JABO : gracias por el mensaje de Arianna que pusiste en mi blgo. Ya le he contestado en su Blog.
Gracias amigo. Un abrazo.
FELIZ CAMINATA.

Dinero Y Escritores dijo...

Tienes razón, aun con una sonrisa al quiosquero, cada detalle sirve.

Abrazo.

Sara O. Durán dijo...

¡Gracias!!!
Saludos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Jabo; tengo algunas anécdotas relacionadas con mi profesión que me dejaron huella. Esta me ocurrió en Maturin, Venezuela.
Llegaba yo a una farmacia y un señor caía a mis pies desmayado; me agache para recogerlo y observe una reacción anafilactica. En ese momento salía corriendo de la farmacia un joven y me dijo que le había puesto un antibiótico (XXXX), le dije que me trajera una adrenalina y se la puse, seguidamente me puse a hacerle masaje cardíaco y respiración boca a boca; poco después el paciente abrió los ojos y dijo: ¿que hago yo aquí, si yo estaba allá arriba y San Pedro no me quería dejar entrar porque yo me había portado mal aquí abajo.
Luego sacudió la cabeza se fué incorporando y lo mandé al hospital.
Nunca voy a olvidar ese caso.
Un abrazo amigo. Gracias por tu invitación.
Jecego.

Asun dijo...

Mira que he leído esta entrada varias veces (no ahora, en días distintos) y por más que pienso y pienso no me viene ninguna anécdota a la mente.
Haberlas seguro que las hay, pero sintiéndolo mucho lo voy a tener que dejar así.

Un beso

Kim Basinguer dijo...

Un día me di cuenta que aunque le demos limosna a un pobre, jamás le miramos a los ojos.
Ahora le miro y le doy las gracias. Hacen que me sienta por un momento humana.