A mitad de camino






Este lugar pretende ser "una bocanada de aire fresco" para todo aquel que se acerque y participe. Un lugar de encuentro, donde se carguen las pilas con energía positiva.

Donde nos ayude a ver las cosas de otra manera, y por ende, nos haga disfrutar de la vida, nuestro mayor don.
Un sitio que te permita contactar con la naturaleza.

Trabajar los pensamientos, mejorar las emociones, disfrutar de sensaciones.... para conseguir ser feliz.

Ser positivo siempre pretende pues, dar "esa mano amiga" que en alguna ocasión todos necesitamos.







miércoles, 21 de julio de 2010

la Suerte



Esta historia refleja que nada es lo que parece, sino que todo tiene muchos matices y puede ser bueno o malo dependiendo de las circunstancias que lo rodean y dependiendo del momento en que ocurren.

Había una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día el hijo le dijo:
- ¡Padre, que desgracia! Se nos ha ido el caballo.
- ¿Por qué le llamas desgracia? - respondió el padre- veremos lo que trae el tiempo... A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo.
- ¡Padre, que suerte! -exclamó esta vez el muchacho- nuestro caballo ha traído otro caballo.
- ¿Por qué le llamas suerte? -repuso el padre-. Veamos que nos trae el tiempo...En unos cuantos días más, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste, no acostumbrado al jinete, se encabritó y lo arrojó al suelo. El muchacho se rompió una pierna.
- ¡Padre, que desgracia! -exclamó ahora el muchacho-. !Me he roto la pierna!
Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentenció:
- ¿Por qué le llamas desgracia? Veamos lo que trae el tiempo...
El muchacho no se convencía de la filosofía del padre, sino que lloraba de dolor en su cama. Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Vinieron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo. El joven comprendió entonces que nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno.

La moraleja de este antiguo consejo chino es que la vida da tantas vueltas, y es tan paradójico su desarrollo, que a veces lo que creemos malo se hace bueno y lo que creemos bueno se hace malo. Lo mejor es esperar siempre el día de mañana, pero sobre todo tener confianza, porque todo sucede con un propósito positivo para nuestras vidas.
Jabo
(cuento tomado de Internet, desconozco el autor)

18 comentarios:

canela78 dijo...

Jabo,no sabes el bien q me haces,pq me ayudas a deshacer esos fantasmas q me nublan y no me dejan ver la luz del sol,bonita moraleja si señor,y esperare no me adelantare con la cabeza y vivire el momento disfrutando,al maximo.Gracias,un abrazo.

canela

GELY dijo...

Preciosa historia Jabo, y que manerea tan maravillosa de aceptar de las cosas.

Javier F. Noya dijo...

Lo que ocurre puede ser positivo o negativo y ver qué trae el tiempo o qué se hace con ello es nuestra tarea. Suele ser excusa de quienes no toman las riendas de su vida que todo es cuestión de suerte. Como si la vida dependiera de la apuesta a un número en la ruleta. Coincido contigo, pues creo que todo lo que nos pasa podemos tomarlo para hacer algo positivo. Abrazo y te sigo (aprendí a usar esa herramienta jajajaja)

Ricard dijo...

Hola Jabo.
Que bonita tu historia. Demuestra que aveces nos quejamos sin motivo, pues hay que dar tiempo para que las cosas sigan su curso.
Un abrazo y felicidades por esas bonitas letras.
Ricard

Mamen dijo...

Una historia realmente preciosa, y una auténtica lección de vida.
Coincido contigo en la moraleja, pues nada sucede por casualidad, todo tiene un sentido, un motivo y un propósito positivo para nosotros. Aunque a veces, en el momento en que las cosas suceden no seamos capaces de verlo, cómo sabiamente dice el anciano del relato: "veremos qué trae el tiempo..."

Un beso enorme, un abrazo eterno y todo mi cariño.

Cecy dijo...

Muy cierto...
Tengo la experiencia de hace muy porquito de algo que creia bueno escondia algo muy malo.
La brisa de la vida que nos enseña.

Un beso.

ISA dijo...

Lo que me gustan a mi esos cuentos..... de este que conozco de hace mucho, me quedo con estas frases-:nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno.
A veces es bueno a veces menos bueno pero el tiempo es quien dicta al final el resultado,el tiempo y nuestra actitud tambien,un beso.
ISA

fiaris dijo...

Una historia para reflexionar,gracias por compartirla y gracias por tu comentario en mi blog ha sido un halago mi amigo,cariños.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Hay un proverbio costarricense (de Costa Rica)que dice que no hay mal que por bien no venga.

hay que recibir tanto lo bueno, a como lo malo que nos da la vida.

Sino no sería vida.

Saludos

Jabo dijo...

Canela: me alegra mucho que encuentres apoyo. Abrazo.

Gely; Ricard; Fiaris: muchas gracias por vuestro comentario. Abrazo. Jabo

Javier Noya: ahí está la cuestión,en el qué se hace con ello. Abrazo. Jabo

Cecy: te atreverías a contarnos tu experiencia?.
Abrazo. Jabo

Jabo dijo...

Mamen: es verdad, nada sucede por casualidad, todo tiene un sentido y todo y todos llegan a tu vida por algo. Abrazo. Jabo

Isa: el tiempo y nuestra actitud ponen todo en su sitio. Que gran verdad.Abrazo. Jabo

Roy: gracias, también acá se dice ese proverbio. Abarzo. Jabo

africa dijo...

Muy buen relato, no sabemos lo que el tiempo nos traera ni si a pesar de que sea malo sea para nuestro bien o al revés, el tiempo es el que nos lo dice, de nada vale hacernos conjeturas. Un saludo!

AFRICA04

mirandoelmar55 dijo...

Jabo ,cada dia ,creo mas en el destino ,todo pasa por que tiene que pasar,me ha gustado mucho.
Un abrazo.

menchu_

Abuela Ciber dijo...

Estupendo lo que has compartido, a veces las prisas nos condicionan.

El darse un tiempos lo ideal, ojala muchos recapacitaran con lo que nos regalastes.

Cariños y te dejo deseos de un buen fin de semana!!!!

Mabel dijo...

Todo lleva su tiempo, porque es el que se encarga de poner las cosas en su lugar, y eso no sucede de un día para otro.
A veces no hay mal que por bien no venga, y nada es deficitivo.
Que hermoso texto, refleja tanta sabiduría.
Un abrazo

Jabo dijo...

Africa: tienes razón, el tiempo lo dirá. Abrazo. Jabo

Menchu: estoy contigo, todo pasa... porque tiene que pasar. Abrazo. Jabo

Abuela ciber: gracias por haber entendido tan bien el mensaje, Abrazo. Jabo

Mabel: nada, o casi nada,... es definitivo. Abrazo. Jabo

Ambar dijo...

Jabo,gracias por compartir esta historia,yo la cuento a quien puedo como el cuento de la "buena suerte ,mala suerte¿quién lo sabe?",
Y como nada es absoluto...y todo es buena suerte....le agradezco que haya volcado este cuento...
Saludos.
Ambar...

cuchu dijo...

Me alegra ver la coincidencia, este cuento siempre me ha gustado mucho, aunque ultimamente lo olvidé un poco. Me alegra ver que hemos querido transmitir la misma idea.

Un abrazo.